Luego de la captura de Guzmán, van 35 pasadizos descubiertos, principalmente, en Baja California y Sonora. (EFE)

El cártel de Sinaloa recibió este año un tremendo golpe al concretarse la condena a cadena perpetua en los EE.UU. de su líder Joaquín "El Chapo" Guzmán.

Sin embargo, los embates contra el grupo delictivo no significan la disminución de la actividad criminal, sobre todo en la frontera entre México y EE.UU. Durante 2019 proliferó la construcción de túneles transfronterizos para el el tráfico de drogas entre ambos países.

De acuerdo con la Administración para el Control de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés) en las principales ciudades fronterizas donde opera el grupo criminal, como Tijuana, Mexicali y Nogales, continúa el trasiego de estupefacientes por esta vía.

El pasado 19 de diciembre, el Servicio de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por su siglas en inglés) descubrió el último que cruzaba la frontera de Nogales, Sonora, a Río Rico, Arizona.

El gobierno estadunidense le denominó el túnel 125 por ser el número de los descubiertos desde el año 1990, además de los 119 más incautados que estaban en proceso de construcción.

Según publica el diario mexicano Milenio, este último es similar al resto de los edificados en la frontera norte de México por órdenes de "El Chapo", ingeniería que perfeccionó al paso de los años y que propició que el CBP creará el Equipo de Búsqueda de Túneles.

En los tres años recientes, luego de la captura de Guzmán, van 35 pasadizos descubiertos, principalmente, en Baja California y Sonora, la ruta que desde los años 90 seguía el cártel de Sinaloa para traficar drogas.

En Mexicali, Tecate y Tijuana, todos los pasadizos tenían iluminación, ventilación, elevadores electromecánicos y rieles de acero para los carritos asignados a la carga de enervantes. Destaca uno incautado en abril de 2016; recorría 800 metros (0.47 millas) de Tijuana a San Diego, era el de mayor longitud atribuido a ese cártel, según explicó Laura Duffy, entonces fiscal federal de del Distrito Sur de California.

De acuerdo con el medio, Nogales, en el estado norteño de Sonora, se considera la cuna de los subterráneos, ya que en promedio se localiza uno al mes, ya sea en funciones o en etapa de construcción, de acuerdo con informes de las autoridades.

En un informe presentado ante el Senado de los EE.UU. por el agente especial Timothy J. Tubbs de Seguridad e Investigación Nacional de ese país, se determina que la capacidad “corruptora” de los cárteles mexicanos es amplia y tiene incidencia en las dos naciones.

Respecto a losnarcotraficantes, señala que los grupos a desarticular “especialmente” son los cárteles de Sinaloa, Jalisco Nueva Generación y Los Zetas, cuyas operaciones para comprar estupefacientes o químicos para su fabricación se extiende a países del continente asiático.

Entre los casos que más repercusión causaron se encuentra el del 23 de agosto de 2018, cuando se descubrió un túnel en un restaurante de comida rápida que conectaba con una casa de San Luis Río Colorado, Sonora. En esa ocasión, arrestaron al propietario del inmueble con un millón de dólares en metanfetamina, cocaína, heroína y fentanilo.


💬Ver 0 comentarios