Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Se ganaba la vida moviendo la cola. Todos los días deambulaba por las calles de Valparaíso, buscando comida y cariño de los marineros o visitantes del famoso puerto chileno.


💬Ver 0 comentarios