Un hombre camina frente a un bar en Corea del Sur. (AP)

Seúl, Corea del Sur - En momentos en que Corea del Sur enfrenta un rebrote de coronavirus que se cree está vinculado con locales nocturnos en Seúl, varios de ellos frecuentados por personas LGBTT, también se registra un aumento de la homofobia, lo que dificulta que los integrantes de las minorías sexuales se presenten a recibir pruebas de diagnóstico.

El primer enfermo de COVID-19 en el nuevo foco fue un hombre de 29 años que fue a cinco clubes nocturnos y bares en el barrio Itaewon de Seúl en una sola noche y dio positivo para el virus el miércoles. Desde entonces han aparecido un centenar de contagios aparentemente vinculados con los centros nocturnos.

El diario Kookmin Ilbo, fundado por una iglesia cristiana, informó que el hombre visitó entre otros locales un club gay. Al informe siguió un torrente de insultos contra los gays y acusaciones de que el hombre y los demás asistentes al club estaban poniendo en peligro la lucha contra la pandemia.

La situación de las minorías sexuales mejoró gradualmente en los últimos años, pero los prejuicios contra los gays siguen predominando en el país conservador. Los matrimonios entre personas del mismo sexo no son legales y no hay representación de estas poblaciones en los ámbitos de la política y los negocios.

No se sabe qué papel tuvo el hombre en el nuevo brote y las autoridades dicen que el contagio en Itaewon pudo haber comenzado antes de que contrajera la enfermedad. Las autoridades han tratado de rastrear y testear a miles de personas que puedan haber tenido contacto con las personas afectadas, un proceso que según varios activistas podría complicarse ahora que se vincula un estigma sexual con el nuevo brote.

Si bien no se ha informado de ataques físicos vinculados con el resurgimiento de la homofobia, Lee Jong-geol, director general del grupo promotor de los derechos LGBTT Chingusai dijo que hay un fuerte aumento de la ansiedad y el miedo entre las minorías sexuales.

El nuevo foco amenaza los avances conquistados con gran esfuerzo por Corea del Sur contra la pandemia, resultado del rastreo agresivo de contactos y el testeo masivo. La treintena de casos nuevos reportados diariamente supera los pequeños aumentos de días recientes, aunque distan de las cifras de fines de febrero y marzo, cuando se contaban de a centenares por día.


💬Ver 0 comentarios