El Boeing 737 MAX 8 de la compañía de bajo costo Lion Air, que entró en servicio hace solo unos meses, desapareció el lunes en el mar de Java con 189 personas a bordo.

El rescate de uno de los dispositivos que componían la caja negra del avión de Lion Air que se estrelló el lunes en el mar de Java con 189 ocupantes, permitirá a las autoridades indonesias emitir un informe preliminar sobre el accidente en un mes.

Pero, qué son estos dispositivos que permiten investigar las causas de un accidente aéreo. Cualquier avión comercial debe estar equipado con una grabadora de voz en cabina y una grabadora de datos de vuelo. Son estos dos elementos del equipamiento de la aeronave a los que nos referimos comúnmente como "caja negra". 

A continuación, diez aspectos que ayudan a entender cómo funcionan las cajas negras o qué las hace tan especiales para soportar accidentes extremos.

1. Las cajas negras no tienen funciones para el desarrollo del vuelo

Las cajas negras son muy importantes dentro de la estructura del avión, aunque no hacen nada para ayudar al avión cuando está en el aire, ambos equipos son de vital importancia si el avión se estrella, pero no cumplen ninguna función si la aeronave entra en crisis. Solo sirven para ayudar a los investigadores a descubrir qué sucedió justo antes del accidente. 

2. Las cajas negras no son negras

A pesar de su famoso nombre, estos aparatos son de un color que se conoce como naranja internacional, que es un conjunto de tres colores utilizados en la industria aeroespacial y de ingeniería para distinguir los objetos de su entorno.

3. Fueron inventadas por un australiano

En 1934, cuando David Warren tenía apenas nueve años, su padre murió en un accidente aéreo. A principios de la década de 1950, el ya Dr. Warren tuvo una idea que permitiría registrar datos de vuelo y conversaciones en la cabina, para ayudar a los analistas a reconstruir los eventos que llevaron a un accidente.

Warren presentó su proyecto en el Centro de Investigación Aeronáutica en Melbourne, al que llamó: "Un dispositivo para ayudar a investigar los accidentes de aviación". En 1956 produjo un prototipo de registrador de vuelo llamado "Unidad de memoria de vuelo ARL". Su invento no recibió mucha atención en ese momento, pero cinco años después las primeras unidades comenzaron a fabricarse en Reino Unido y Estados Unidos. Australia fue el primer país en hacer obligatoria esta tecnología.

4. Está compuesta por dos partes

La "caja negra" se compone de dos equipos separados: el registrador de datos de vuelo (FDR) y un registrador de voz en cabina (CVR). Son obligatorios en cualquier vuelo comercial o avión corporativo, y generalmente se mantienen en la parte posterior de un avión, donde es más probable que sobrevivan a un accidente.

Los FDR registran cosas como la velocidad del aire, la altitud, la aceleración vertical y el flujo de combustible. Las primeras versiones utilizaban una cadena de alambre para codificar los datos. En la actualidad, utilizan placas de memoria de estado sólido. Los registradores de estado sólido en aviones grandes pueden rastrear más de 700 parámetros.

5. Solo registra 2 horas de conversaciones en la cabina

A pesar que las grabadoras digitales tienen suficiente almacenamiento para 25 horas de datos de vuelo, solamente puede grabar dos horas de conversaciones en la cabina. Estas grabaciones se producen en forma de continua. Los CVR rastrean las interacciones de la tripulación entre sí y el control del tráfico aéreo, pero también el ruido de fondo que puede dar pistas vitales a los investigadores. Versiones más antiguas poseían una cinta magnética que solo podían grabar 30 minutos de conversaciones en la cabina y el ruido, que también se grababa continuamente y sin cortes.

6. Rescatar una caja negra puede tomar mucho tiempo

Si bien estos aparatos están equipados con un indicador de localización que funciona bajo el agua, su ubicación no deja de ser un gran inconveniente para los rescatistas. 

Trabajan a una profundidad de poco más de 2.5 millas (4 kilómetros) y emiten un sonido una vez por segundo durante un periodo de 30 días antes de que se agote la batería. 

7. Los expertos no las llaman "cajas negras"

La mayoría de las personas utilizan el término "caja negra" para llamar a estos aparatos. Sin embargo, los expertos no los llaman así. Hay varias teorías para el original del nombre "caja negra", que van desde los primeros diseños perfectamente oscuros en su interior, hasta la descripción de un "caja negra maravillosa" de un periodista, hasta la carbonización que ocurre en incendios posteriores al accidente.

8. Son virtualmente indestructibles

Los FDR generalmente están envueltos en doble titanio o acero inoxidable, y deben ser capaces de soportar condiciones extremas. La parte más importante es la que contiene las tarjetas de memoria, la CSMU.  Los científicos encargados de probar las cajas negras intentan aplastarlas, destruirlas al exponerlas durante una hora a un fuego de 2,012 grados Farenheit (1,100 grados centígrados) o sumergirlas en un tanque de agua salada presurizado.

9. No son transmisores tan potentes

Los expertos aseguran que podría ser el momento de actualizar los métodos de recopilación de datos de vuelo. Los pasajeros pueden enviar mensajes de texto, transmitir y navegar por Internet, pero los registradores de datos a bordo no se comunican en tiempo real con el resto del mundo.

El autor de aviación Stephen Trimble escribió en The Guardian que Boeing ha solicitado una patente en un sistema que transmitirá un subconjunto de datos, incluida la ubicación del avión.

10. El futuro de las cajas negras

Es posible que registradores de datos de vuelo se vuelvan cada vez más sofisticados y más confiables, dando a los Investigadores de Accidentes Aéreos más para continuar cuando intentan reconstruir cuidadosamente lo que causó un accidente aéreo. Potencialmente, el humilde reproductor de MP3, adorado por los fanáticos de la música de todo el mundo, podría convertirse en parte del software de grabación de datos de vuelo, explica un artículo de National Geographic.

En 2007, el fabricante estadounidense de aviones ligeros LoPresti Speed Merchants anunció que planeaba integrar completamente el dispositivo como registrador de datos de vuelo en todos sus aviones Fury. La compañía cree que si se utilizara el software adecuado, los archivos MP3 serían capaces de registrar más de 500 horas de datos de tiempo de vuelo.


💬Ver 0 comentarios