la versión oficial de su muerte reseña que a Escobar lo mató la Policía de Colombia el 2 de diciembre de 1993 (semisquare-x3)
La versión oficial de su muerte reseña que a Escobar lo mató la Policía de Colombia el 2 de diciembre de 1993. (EFE)

Pablo Escobar sigue siendo un personaje que continúa tejiendo historias más allá de su muerte. Es que la vida y la muerte del capo colombiano está rodeada de verdades y mentiras. Además, de oscuras revelaciones que acrecientan aún más el mito de un hombre que sembró el terror y la violencia no solo en Medellín, sino que también en todo Colombia.

Luego de más de 25 años de la muerte del narco colombiano Pablo Escobar   (2 de diciembre de 1993) , su viuda, Victoria Henao aseguró en una entrevista televisiva que concedió al periodista Risto Meijide de canal Cuatro de España que a su esposo no lo mató la Policía, sino que el narco "se quitó la vida para que pudiéramos vivir", un relato que contradice las versiones oficiales.

Además declaró que nunca fue maltratada "con palabras ni físicamente" a pesar de que el líder del cártel de Medellín la violó y obligó a abortar cuando tenía 14 años.

"Siempre nos trató bien. Nunca me maltrató ni con palabras ni físicamente. Yo entendí esto tras muchos años de encierro con mis hijos que fue un maltrato psicológico a través de la seducción porque nos sometía a las necesidades que tenía", relató la mujer que, luego de muchos años de terapia y tras escribir un libro en el que cuenta su estilo de vida como señora de 'El Patrón', pide perdón a la sociedad.

Sin embargo, Henao relató en su libro "Pablo Escobar: mi vida y mi cárcel", publicado en 2018 , que su lujosa vida siempre fue una tortura. Ella siempre esperaba en la hacienda Nápoles a que Pablo Escobar regresara de alguna operación. 

"De nada servía tener autos de lujo si es que no podía salir a la calle por seguridad", relata en el libro. Esto debido a que cada cierto tiempo las autoridades de Colombia intervenían la casa para verificar que no hubiera droga dentro o algo relacionado al narcotráfico.

En la entrevista, la mujer del capo colombiano no desconoce las infidelidades de su exesposo, aunque aseguró que la tormentosa vida exterior de su marido se contraponía con el amor por su familia: "Nuestro hogar era sagrado. Jamás vimos drogas, dinero o armas", expresó.

Según la viuda, reconoció haber elegido una vida ligada a la paz y a la tranquilidad desde que enfrentó a los enemigos de Pablo Escobar,que esperaban terminar con la vida de todos sus hijos: "No querían ningún regalo que tuviera que ver con Pablo Escobar, no querían que estuviéramos vivos". "Decían que mi hijo Sebastián tenía que morir y entonces yo les dije que nos mataran a los tres". 

Sobre si sabía o no el oficio de Escobar, Henao aseguró que la había engañado durante muchos años, enterándose al final por televisión: "Hasta el asesinato del Ministro de Justicia (Colombia) Lara Bonilla no tenía idea de a qué se dedicaba mi marido. Él siempre me decía que se dedicaba a la ganadería. Mi casa siempre ha sido un lugar sagrado, nunca se pasó dinero ni droga".

El capo Escobar se mantuvo prófugo de la justicia luego de su fuga del penal conocido como La Catedral, en 1992. A partir de ese momento se convirtió en uno de los hombres más buscados, no solo a nivel nacional, sino también internacional. 

Hasta el día de hoy, la versión oficial de su muerte reseña que a Escobar lo mató la Policía de Colombia el 2 de diciembre de 1993, con 44 años recién cumplidos, en la ciudad que convirtió en su refugio, Medellín.

Sin embargo, existen más teorías sobre la caída del narcotráficante colombiano. Una de ellas apunta que un grupo enemigo del Cártel de Medellín, fue quien le disparó hasta matarlo.

La tercera versión es la que sostiene su mujer y su familia. Aseguran que Escobar se suicidó luego de que se viera cercado y sin escapatoria. 

A Escobar se le atribuyen alrededor de 4,000 asesinatos. Las autoridades le han confiscado cientos de propiedades y su fortuna lo llevó varias veces al top de los hombres más ricos de Forbes.


💬Ver 0 comentarios