El primer ministro de Gran Bretaña, Boris Johnson ,planteó posiblemente nunca se llegue a encontrar una vacuna para el COVID-19, por lo que las personas tendrán que aprender a vivir protegiéndose. (AP)

SOAVE, Italia - En advertencias separadas y contundentes, dos de los principales líderes de países europeos advirtieron a sus ciudadanos que el mundo necesita adaptarse para vivir con el coronavirus COVID-19 y no puede esperar a salvarse por el desarrollo de una vacuna.

Los comentarios del primer ministro británico Boris Johnson y su homólogo italiano Giuseppe Conte llegan a medida que los países alrededor del mundo y estados de Estados Unidos intentan reactivar sus economías a ciegas en medio de la pandemia.

Con 36 millones de personas recientemente desempleadas solamente en Estados Unidos, la presión económica aumenta aún cuando las autoridades reconocen los riesgos de activar nuevas olas de contagios y muertes por un virus para el que las personas no tienen inmunidad.

Gran Bretaña e Italia registran la mayor cantidad de las muertes en el mundo después de Estados Unidos.

Presionado por líderes regionales y semanas antes de las fechas establecidas, Conte permitió que restaurantes, barras y playas puedan abrir mañana, lunes, el mismo día en que se reanudan las misas en iglesias.

"Estamos enfrentando riesgods calculados, a consciencia... de que la curva epidemiológica puede volver a subir", dijo Conte el sábado.

Sin embargo, Conte añadió que Italia "no puede" esperar hasta que se desarrolle una vacuna, que según expertos de la salud, tardaría meses, sino años, en que surja alguna, pese a la fiebre de oro que ha surgido para crearla.

"Ya nos encontraríamos con un amplio daño social y productivo para entonces", expresó.

Por su parte, el primer ministro británico, quien estuvo hospitalizado por COVID-19 el mes pasado, especuló que una vacuna pudiera no desarrollarse nunca.

"Yo dije que tiraríamos todo para tratar de encontrar una vacuna", escribió Boris Johnson en el periódico dominical "Mail" hoy domingo.

"Falta un camino muy largo para recorrer y debo ser franco en que puede ser que no se complete", añadió.

Johnson dijo que su país comenzaba a tomar "pasos de bebé" para reabrir, tratando de hacer algo que nunca se había hecho antes - mover su país afuera de un "lockdown”.

"Pese a estos esfuerzos, tenemos que aceptar que pudiéramos necesitar vivir con este virus por un tiempo", afirmó.


💬Ver 0 comentarios