La ministra de la Mujer, la Familia y los Derechos Humanos de Brasil, Damares Alves. (semisquare-x3)
Damares Alves es una pastora evangélica de 54 años y una de dos mujeres en el gabinete de Jair Bolsonaro. (Valter Campanato/Agencia Brasil via AP)

La nueva ministra de la Mujer, la Familia y los Derechos Humanos de Brasil, Damares Alves, encendió la polémica tras hacerse público un vídeo en el que declara que en el país sudamericano que preside el ultraconservador Jair Bolsonaro, “los niños vestirán de azul y las niñas de rosa”.

"¡Atención, atención! Es una nueva era en Brasil: los niños vestirán de azul y las niñas de rosa”, se escucha decir a Alves, una pastora evangélica de 54 años, antes de dar saltos rodeada de seguidores y luciendo el mismo traje blanco que vestía durante su toma de posesión el pasado miércoles en Brasilia.

El vídeo de las polémicas declaraciones de Alves se hizo viral en las redes sociales y catapultó las menciones a la ministra que se encargará de temas como derechos de la mujer, de la familia, de los ancianos, de personas con discapacidad, de los indígenas o de las minorías en el Gobierno de Bolsonaro.

De inmediato, las declaraciones de la ministra eran el asunto más comentado por los brasileño en la red social Twitter, donde se multiplicaban las críticas y los “memes” irónicos, frente a los apoyos de algunos seguidores de Bolsonaro, quien asumió la presidencia de Brasil el 1 de enero de 2019.

Abogada, pastora de una iglesia evangélica y contraria al aborto, Alves declaró durante su discurso oficial que “el Estado es laico, pero esta ministra es terriblemente cristiana”, siendo interrumpida por aplausos de los asistentes al acto.

Las respuestas no se hicieron esperar e incluyen al excandidato del Partido de los Trabajadores (PT) a la presidencia de Brasil, Fernando Haddad, quien se unió a la campaña en rechazo a las polémicas declaraciones de Alves.

Haddad, el candidato derrotado por Bolsonaro en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales de octubre pasado, publicó una fotografía en su cuenta de Instagram en la que aparece leyendo un libro y vestido con una camisa de color rosa, y la acompañó de la frase “releyendo al mayor educador brasileño con una camisa del color erróneo, disculpen”.

Bajo el lema “el color no tiene género”, miles de personas se han manifestado en las redes sociales en contra de las palabras de la ministra de la Mujer, la Familia y los Derechos Humanos, al punto que convirtieron en tendencia líder en Twitter mensajes como #cornaotemgenero (#elcolornotiengénero) y “rosa y azul”.

Al igual que Haddad, diferentes personalidades brasileñas, como el cantautor Caetano Veloso, también se han animado a publicar fotografías en las que aparecen vestidos de color rosa para manifestar su rechazo a las palabras de la ministra.

Tras la polémica generada, Alves dijo en una entrevista al canal de televisión Globo que no se arrepiente de sus palabras y que se trataba de una “metáfora”.

“En Brasil tenemos el ‘octubre rosa’, que se refiere a la campaña de prevención del cáncer de mama de mujeres, y tenemos el ‘noviembre azul’, en relación al cáncer de próstata con el hombre; cuando dije que la niña viste color rosa y el niño azul significa que vamos a respetar la identidad biológica de los niños”, explicó.

En la ceremonia de su toma de posesión la ministra criticó lo que llama “ideologías de género” y reafirmó la promesa del presidente ultraderechista de “combatir” el “adoctrinamiento ideológico” de niños y adolescentes, quienes pasarán a tener “acceso a la verdad y serán libres para pensar”.

“En nuestro Gobierno, nadie nos va a impedir llamar a nuestras niñas princesas y a nuestros niños príncipes”, afirmó. 


💬Ver 0 comentarios