Cuando apenas se recuperaba de la peor falla eléctrica de su historia, ocurrida el 7 de marzo, el país petrolero volvió a quedar a oscuras. Las calles desoladas y los comercios cerrados.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, dijo que los problemas con el suministro eléctrico en su país se debe a ataques de "terroristas". 

En un comunicado, difundido por Twitter, el líder bolivariano asegura que "el sistema eléctrico nacional sufrió dos arteros ataques terroristas de manos de violentos".

En el comunicado Maduro sostiene que el primero ocurrió el lunes en el área de generación y transmisión de la hidroeléctrica de Guri, en el estado Bolívar (sur), que provee de energía a 80% de Venezuela.

El segundo se habría registrado el martes, cuando los trabajos de recuperación habían alcanzado "los más altos niveles de generación" desde el 7 de marzo.

Millones de venezolanos amanecieron este miércoles, por segundo día consecutivo, sin electricidad en medio de un corte del suministro de energía que mantiene afectado a casi todo el país petrolero.

Aunque buena parte de Venezuela había ido recuperando el fluido eléctrico a última hora del martes, alrededor de las 5:00 a.m. hora local (misma hora en Puerto Rico) de este miércoles se produjo un nuevo corte generalizado, según reportaron numerosos usuarios a través de las redes sociales.

Las informaciones del apagón llegan de la práctica totalidad de los 23 estados del país con más reservas petroleras del mundo.

Hasta el momento las autoridades no han dado ninguna información sobre esta última interrupción.

El jefe del Parlamento, Juan Guaidó, a quien más de 50 países reconocen como presidente encargado, dijo que la explicación que ofreció el gobierno de Maduro por el masivo apagón no es creíble, al tiempo que recordó que las estaciones eléctricas están bajo resguardo militar.

Este nuevo corte eléctrico se suma al que ya padeció el país el pasado día 7, y por el que entonces el gobierno de Maduro culpó a Estados Unidos y a la oposición local.

Según el propio mandatario, un "ataque cibernético" desde Estados Unidos a la sala de control del Guri y sabotajes "electromagnéticos" a las líneas de transmisión generaron aquella falla.

El apagón es un nuevo golpe a la colapsada economía venezolana. Según estimaciones del parlamento opositor y organizaciones gremiales, el corte que del 7 al 14 de marzo había paralizado a país y sus puertos de exportación de crudo, provocó pérdidas de mil millones de dólares.

El presidente Maduro ordenó desde el martes el cese de las actividades laborales y educativas sin que hasta ahora haya certezas sobre el retorno pleno del servicio eléctrico.


💬Ver 0 comentarios