Una pantalla de televisión emite imágenes del líder de Corea del Norte, Kim Jong-un (izquierda), y del presidente de Rusia, Vladimir Putin (derecha). (AP)

El presidente ruso, Vladímir Putin, y el líder norcoreano, Kim Jong-un, se reunirán el próximo 25 de abril en Vladivostok, en el Lejano Oriente ruso, confirmó este martes el Kremlin tras varios días de especulaciones sobre la fecha y el lugar del primer encuentro entre ambos. 

"El 25 de abril en Vladivostok nuestro presidente sostendrá negociaciones con el presidente de la Comisión de Asuntos Estatales de la República Popular Democrática de Corea, Kim Jong-un, que llegará al país en visita oficial", dijo a la prensa el asesor de Putin, Yuri Ushakov

Subrayó que se trata de la primera visita al extranjero de Kim después de su reelección en el máximo cargo estatal el pasado 11 de abril y adelantó que la primera cumbre entre los mandatarios ruso y norcoreano se centrará en la discusión del "arreglo del problema nuclear en la península coreana" a través de medios políticos y diplomáticos. 

La cumbre comenzará con una reunión bilateral entre los dos líderes y proseguirá con un encuentro ampliado con delegaciones de ambas partes y una recepción oficial. 

El portavoz de la presidencia rusa, Dmitri Peskov, confirmó esta semana la celebración de la cumbre entre Putin y Kim en la "segunda quincena de abril" sin ofrecer información sobre el lugar y la fecha de esa reunión.

Según explicó Ushakov, la tardanza se debió a "un acuerdo con la parte norcoreana" para no compartir información sobre la visita de Kim a Rusia.

Pese a ello, los preparativos para la primera cumbre de Putin y Kim están en marcha en Vladivostok. 

Hoy las banderas de ambos países fueron vistas en la sede del campus universitario que, según medios rusos, acogerá la esperada reunión este jueves. 

El líder norcoreano tiene previsto llegar a Valdivostok este miércoles, según la agencia oficial rusa RIA Novosti.

De acuerdo con esta información, el tren blindado de Kim llegará primero a la "estación de Jasán (en la frontera ruso-norcoreana) para proseguir desde allí a Ussuriysk (a unas 69 millas de Vladivostok) y luego, a Vladivostok".

Además, se han realizado obras viales cerca de la estación de ferrocarril de Vladivostok para permitir el paso de la limusina de Kim, según los medios rusos que se encuentran ya allí.

El diario Kommersant indica que Kim tiene previsto realizar turismo cultural en Vladivostok una vez acabe la reunión con Putin, por lo que abandonará la ciudad el viernes y no el día de la cumbre. 

De acuerdo con ese periódico, la agenda cultural todavía no está confirmada y puede variar sobre la marcha, "en relación con los deseos y el estado del ánimo" de Kim. 

Entre los lugares que podría visitar el mandatario norcoreano se encuentra la habitación de hotel donde se hospedó su padre, Kim Jong-il, durante su estancia en Vladivostok en 2002 y una fábrica que elabora panes con carbón activado, que recorrió durante ese viaje y que se ha convertido desde entonces en lugar de visita obligada para las delegaciones norcoreanas. 

En total, la comitiva de Kim en el viaje a Rusia estará formada por 230 personas, precisa la prensa rusa, que agrega que algunos de ellos llegarán a este país en el mismo tren que el líder norcoreano.

Kim se reunió en dos ocasiones con el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, pero su último contacto, en Vietnam el pasado febrero, fracasó porque Pyongyang pidió un alivio de las sanciones mayor al que Washington estaba dispuesto a conceder por los pasos norcoreanos hacia el desarme.

No está claro cómo planteará Putin el estancado diálogo nuclear, ni si lo hará siquiera, y la visita podría estar más centrada con los intereses económicos de las dos partes.


💬Ver 0 comentarios