Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

La víctima de Hernández, Karlos Borja, tenía sólo 10 meses de nacido y la dejaron a su cuido junto a su hermanita en una casa de Dallas.

Según el Departamento de Justicia de Texas, Hernández atacó a los dos niños con una linterna. Karlos resultó con fractura craneal y murió una semana después de recibir los brutales golpes. La niña sobrevivió y las autoridades le retiraron la custodia a su madre. Fue referida al cuido de su abuela.


💬Ver 0 comentarios