la Policía austriaca intenta poner un poco de luz sobre la misteriosa muerte de estas tres mujeres. (semisquare-x3)
La Policía austriaca intenta poner un poco de luz sobre la misteriosa muerte de estas tres mujeres. (Bundespolizei)

El descubrimiento de los cadáveres en descomposición de Vesna Milosevich (46) y sus hijas gemelas Suzana y Tanja (18), en el departamento en el que vivían, la semana pasada, no solo conmocionó a los austriacos, sino que al mundo entero.

El aterrador caso consignaba que la mujer y sus hijas fueron encontradas muertas de hambre dentro de un departamento completamente cerrado, en la ciudad de Viena.

Ahora, y tras el paso de varios días, la Policía austriaca intenta poner un poco de luz sobre la misteriosa muerte de estas tres mujeres.

El día en que los bomberos hicieron el macabro hallazgo, el diario local Krone Zeitung relataba el escenario con el que se encontraron los rescatistas. Según el periódico, las gemelas estaban acostadas en una cama mientras que los restos de su madre se hallaban en el piso. La autopsia determinó que habían "muerto de hambre".

"No siempre es posible explicar todo por completo. Parece como si esto hubiera sido pensado, hecho o aceptado voluntariamente. No hay ningún motivo hasta ahora y no hay cartas de despedida", dijeron las autoridades a la prensa local aquel día.

Por su parte, los vecinos manifestaron que sí se escucharon alguna vez ruidos que llegaron desde el departamento, pero que no fue nada extraño para ellos. Además, dijeron que hacía muy poco habían visto a la mujer llegar con bolsas del supermercado, por lo que descartaban que no tuvieran absolutamente nada para comer.

Pero a la palabra de los vecinos se le suma, para hacer aún más dificultosa la resolución del caso, el relato de los padres de Vesna, quienes aseguraron en todo momento a las autoridades que las tres "estaban sanas".

Además declararon en la TV local que Vesna y su esposo se mudaron a Viena desde su Serbia natal cuando las gemelas tenían apenas unos meses de edad. Pero que el matrimonio llegó a su fin cuando la mujer descubrió que su esposo tenía otra familia. 

Además, las investigaciones no pudieron determinar que alguien haya forzado la cerradura de la puerta de entrada al departamento, ni mucho menos que las mujeres hayan sufrido violencia antes de morir. 

Por ahora, las investigaciones continúan su curso y no se descarta que las muertes estén asociadas un pacto entre madre e hijas.


💬Ver 0 comentarios