El expresidente de Brasil lleva 19 meses encarcelado por corrupción. (EFE)

Un juez ha dado luz verde este viernes a la liberación de Lula da Silva.

El expresidente brasileño que lleva 19 meses encarcelado por corrupción y al que la justicia impidió concurrir a las últimas elecciones, va camino de volver a pisar la calle.

Según publica el diario El País de España, la decisión del magistrado llega un día después de que el Tribunal Supremo decidiera por la mínima, seis a cinco, revocar un criterio establecido hace tres años -y crucial en las investigaciones de Lava Jato (Autolavado)-, de modo que ahora los condenados solo entrarán en prisión cuando la sentencia sea firme, no tras la condena en segunda instancia.

El juez Danilo Pereira Jr, de la 12 Sala Criminal de la ciudad de Curitiba, capital del estado de Paraná, analizó el pedido presentado por los abogados y autorizó su libertad, lo que podría ocurrir en los próximos minutos u horas.

Lula está en prisión desde el 7 de abril de 2018, cuando empezó a cumplir una pena de ocho años y diez meses por corrupción tras ser condenado en segunda instancia, acusado de recibir a modo de soborno un apartamento de playa de la constructora OAS, a cambio de beneficios para la adjudicación de contratos con Petrobras.

La sentencia fue confirmada luego en una tercera instancia, pero aún le resta una apelación ante la Corte Suprema, que ya presentó, pero sobre la cual el Supremo todavía no se ha pronunciado.

Lula se benefició así del fallo de la Corte, que anuló una jurisprudencia que había establecido en 2016 y con la que había autorizado ejecutar una pena de prisión después de que ésta se confirmara en segunda instancia, pese a que en esa fase quedaban aún dos apelaciones pendientes en tribunales superiores.

Según la nueva decisión, la prisión solo podrá ordenarse cuando, como establece la Constitución, se complete el "tránsito en juzgado" ("cosa juzgada" en español) y se hayan agotado todos los recursos posibles, con lo que la culpabilidad estará plenamente determinada.

Los integrantes de la operación Lava Jato, la mayor investigación contra la corrupción en la historia de Brasil, rechazaron la nueva decisión del Supremo y expresaron su temor de que "afecte a los resultados de su trabajo".

El fallo abre la puerta a la excarcelación de 4,895 reclusos, incluido el más famoso de Brasil, Lula, de 74 años.

Veinte minutos después de que se conociera la noticia, la cuenta oficial de Twitter de Lula compartió un vídeo de 34 segundos en el que se ve al expresidente dentro de un gimnasio entrenando.

De fondo, se escucha la icónica canción de la saga de películas de Rocky, el boxeador norteamericano interpretado por Sylvester Stallone. Además, está el mensaje: "Lula Livre".


💬Ver 0 comentarios