Las autoridades intentan controlar la situación ante el avance de la pandemia y evitar un reconfinamiento generalizado.

Madrid - La rápida propagación de la pandemia de coronavirus en España, con miles de contagios diarios, provoca el aumento de restricciones, con treinta municipios confinados en distintas regiones, entre ellos Madrid, además de otras medidas como el límite de aforos en bares y restaurantes.

La mayoría de los casos, según los expertos, se dan debido a las reuniones de carácter social entre familiares y amigos, y en ellas está puesto el foco para combatir la pandemia.

Según los últimos datos oficiales del Ministerio de Sanidad, este viernes notificó 15,186 contagios más de COVID-19, 6,591 en las últimas 24 horas, con lo que el total de casos registrados asciende a 936,560 desde que comenzó la epidemia, y el número de muertos llega 33,775.

Treinta localidades confinadas

El confinamiento de Madrid, ordenado por el Ministerio de Sanidad hace una semana, fue el más llamativo y polémico, pero este fin de semana hay una treintena de localidades en las mismas circunstancias.

La ciudad de Salamanca, con 140,000 habitantes y una de las más bellas de España, con una gran tradición universitaria, está confinada desde este sábado, debido al aumento de casos de coronavirus, más de 500 por cada 100,000 habitantes, sobre todo entre jóvenes.

La vigilancia policial comenzó a última hora de anoche para cerrar bares que incumplían los horarios establecidos o, incluso, para sancionar a personas que no llevaban las mascarillas y hoy se han hecho presentes los controles policiales en los accesos a la ciudad.

Otra ciudad con una amplia tradición universitaria, Granada (sur) y su área metropolitana, también estrenó hoy restricciones excepcionales, que incluyen el cierre de bares a las 10:00 p.m. y un máximo de 6 personas por mesa, para atajar su actual situación epidemiológica.

En el País Vasco (norte), su gobierno regional aprobó hoy reducir a 50% el aforo en la hostelería y en eventos culturales y religiosos, además de adelantar el cierre en restaurantes y bares las 12 de la noche mientras que las reuniones no podrán superar las seis personas.

En doce municipios de la región, la tasa acumulada de contagios es superior a los 500 por cada 100,000 habitantes, el límite que estableció el Ministerio de Sanidad para aumentar las restricciones.

Aumentan los casos pese a las restricciones

Pese a las restricciones, los nuevos casos de coronavirus no dejan de subir, como en Cataluña, que amaneció este viernes con bares y restaurantes cerrados para intentar contener la pandemia.

Las cifras del impacto de la COVID-19 siguen al alza en Cataluña y en las últimas horas sumó 2,846 nuevos contagios, nueve muertos más y superó la barrera de las 200 personas ingresadas en las UCI, 204 en total.

Y también sube el riesgo de rebrote, aunque el dato más preocupante es el aumento de personas hospitalizadas y las que necesitan cuidados intensivos.

Lo mismo ocurre con Castilla y León, que, pese al confinamiento de tres ciudades (León, Palencia y Salamanca), anotó este sábado otra cifra récord, con 1,406 positivos más que ayer, aunque los decesos por la COVID-19 confirmados en los hospitales se redujeron a la mitad respecto al viernes.