Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.

El brote ya afecta una ciudad con millones de habitantes. (AP)
El brote ya afecta una ciudad con millones de habitantes. (AP)

Beijing — Impedir el acceso a ciudades enteras con millones de habitantes para contener el brote de un nuevo virus es una medida que pocos países considerarían, pero en China es posible gracias a los extensos controles sociales del Partido Comunista y por la experiencia de combatir el brote del síndrome respiratorio agudo grave (SARS por sus siglas en inglés) que ocurrió entre 2002 y 2003.

💬Ver comentarios