Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 90 días.

Birna Brjansdottir, empleada de una tienda de ropa, cumplía ocho días desaparecida cuando su cuerpo fue encontrado en una playa al sur de Reikiavik, la capital de Islandia. (Captura Twitter)
Birna Brjansdottir, empleada de una tienda de ropa, cumplía ocho días desaparecida cuando su cuerpo fue encontrado en una playa al sur de Reikiavik, la capital de Islandia. (Captura Twitter)

Santiago - En Islandia, un país con 330,000 habitantes, se producen 1.8 asesinatos en promedio anualmente. Es por ello que el misterioso caso de la muerte de una joven de 20 años, a menos de un mes de comenzado el año, causa tanta conmoción.

Birna Brjansdottir, empleada de una tienda de ropa, cumplía ocho días desaparecida cuando su cuerpo fue encontrado en una playa al sur de Reikiavik, la capital de Islandia.

"De momento, no se ha podido determinar la causa de la muerte", dijo un vocero de la Policía poco después de que algunos miembros de los 725 voluntarios que formaban la operación de búsqueda más grande en años, encontraran sus restos.

Según consigna el diario "El País", la investigación por el presunto homicidio de la joven comenzó el pasado 14 de enero, cuando fue vista por última vez en varios bares de la zona portuaria de la ciudad.

Relatos de testigos y en base a las imágenes de cámaras de seguridad, a la mujer de pelo castaño que vestía pantalones negros, chaqueta con gorro y unas botas negras, caminaba tambaleándose y le costaba mantenerse en pie. Eran las cinco de la mañana cuando una de las imágenes la capta intentando llegar a una tienda de kebab en la zona. Allí fue cuando se le perdió el rastro. La única pista eran sus zapatos, que fueron encontrados en el puerto de Hafnarfjordur, al sur de la capital.

Presuntos sospechosos

La desaparición de la joven y su posterior hallazgo fue catalogado como el primer homicidio del año, a pesar de que dicha teoría no está confirmada por las investigaciones. Sin embargo, prensa local asegura que la policía ya tiene a sus primeros sospechosos. Corresponden a dos marineros groenlandeses que habrían sido detenidos, pero que por el momento no hay pruebas concluyentes que los vinculen a Brjansdottir.

El interés de la policía por los marineros de un barco de pesca, se basa en su llegada a un muelle cercano a donde fue vista por última vez la joven, la misma noche en que ella rondaba los bares. Según las autoridades, el bote llamado, Nanoq Polar, estaba amarrado muy cerca de un auto rojo y pequeño, donde se encontraron restos de sangre. Tras notificarse la desaparición de la mujer, el barco, que ya había zarpado, fue obligado a volver por la policía islandesa. Ya en puerto y tras ser interrogados, los marineros reconocieron que habían arrendado un auto rojo, igual al de las imágenes.

La muerte de la joven sigue siendo un misterio y es materia de investigación de la policía, que no suele estar acostumbrada a este tipo de sucesos.

Según "El País", la mayoría de los asesinatos en Islandia estarían relacionados con la violencia de género, el consumo elevado de alcohol y los problemas mentales. El año en que se registraron más crímenes fue 2002, con cuatro asesinatos. Sin embargo, en años como 2003, 2006 o 2008, no se ha registrado ningún homicidio.

En Puerto Rico, una Isla con cerca de 4 millones de habitantes, el 2016 cerró con 679 asesinatos. Mientras, en los 23 días que han pasado de este año ya se han registrado 44 crímenes.