Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.

La temporada de incendios en Australia fue agravada por el clima particularmente caluroso y la ausencia de lluvia en los últimos meses debido al cambio climático. (Foto: AP)
La temporada de incendios en Australia fue agravada por el clima particularmente caluroso y la ausencia de lluvia en los últimos meses debido al cambio climático. (Foto: AP)

Sídney - Fuertes precipitaciones cayeron ayer en Australia, dando así un respiro a los exhaustos bomberos que luchan contra los incendios que han devastado el sudeste del país. Sin embargo, una treintena de incendios siguen fuera de control en Nueva Gales del Sur y otras decenas de fuegos también estaban activos en el vecino estado de Victoria.

💬Ver comentarios