Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 90 días.

Michelle Bachelet, alta comisionada de Derechos Humanos de la ONU. (SALVATORE DI NOLFI)

Ginebra - Decenas de mujeres norcoreanas que habían viajado al extranjero en una búsqueda desesperada de empleo sufrieron abusos a manos de funcionarios de seguridad y policías en forma de golpizas, detenciones en condiciones insalubres, desnutrición y registros corporales invasivos luego de ser deportadas a su país, reportó la oficina de Derechos Humanos de Naciones Unidas el martes.