El exministro de salud de Israel Yaakov Litzman en Tel Aviv, Israel. (The Associated Press)

Un prominente ministro israelí renunció el domingo al protestar por la inminente decisión del gobierno de ordenar el confinamiento de la ciudadanía por motivo del coronavirus, justo cuando se celebra el año nuevo judío.

El ministro de Vivienda Yaakov Litzman, quien fue ministro de salud en la época en que primero llegó el virus a Israel, denunció que el encierre era extremo y que causaría penurias a la población.

Litzman, líder de una facción ultraortodoxa de la coalición del gobierno, particularmente parecía enfadado porque las restricciones le impedirán a los judíos religiosos asistir a las sinagogas en los feriados de este fin de semana, los más sagrados de la religión judía.

“La decisión de imponer un confinamiento obligatorio durante los feriados se había planeado anteriormente, sin ningún tipo de respeto a los feriados judíos”, denunció el ministro en su carta de renuncia.

“Mi corazón esta con los cientos de miles de judíos que van a la sinagoga una vez al año y este año no podrán hacerlo debido a estas restricciones”, añadió.