El avión de $130 millones era un “insulto al pueblo”, dijo Andrés Manuel López Obrador. Si era electo, vendería el avión y devolvería las ganancias al pueblo. (The New York Times)

Por Natalie Kitroeff