Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Al alcalde de Arecibo, Carlos Molina, no le sorprende que el gobierno de Alejandro García Padilla le haya anulado el contrato a la compañía Energy Answers Arecibo, LLC para construir una planta de conversión de desperdicios sólidos a energía (waste to energy) en ese municipio.

“A mí no me sorprende nada del gobierno de Alejandro García Padilla. A mí no me sorprende nada, nada. ¡Qué se puede esperar!”, afirmó en entrevista radial (Univision Radio).

Dijo lamentar que se haya detenido la obra, pues estaba de acuerdo con su edificación en la Villa del Capitán Correa.

“Yo espero que se pueda resolver esta situación y que las autoridades federales puedan decidir de una vez y por todas si van a dar el permiso o no para que pueda establecerse una planta como esa en Puerto Rico. Sería la primera”, indicó Molina.

Añadió que “estamos viendo que en otros países ha sido efectiva, como en Irlanda. Me parece que ellos están comprando basura a otros países. Y Puerto Rico, con el problema que tiene del recogido de desperdicios sólidos, pues mira sería una opción excelente. ¿Por qué no darlo? ¿Por qué no tener (una planta) en Puerto Rico? ¿Qué vamos a hacer con la basura? ¿Dónde la vamos a disponer cuando los vertededores cierren? ¿La vamos a tener que llevar a Irlanda?”.

Pese a sus argumentos, el alcalde de Arecibo aceptó que el permiso presenta algunos problemas con una obligación requerida a los municipios de la zona para disponer de su basura en la planta de conversión de desperdicios sólidos.


💬Ver 0 comentarios