Alexandra Lúgaro, candidata a la gobernación por el MVC. (GFR Media)

Washington, D.C. - Alexandra Lúgaro aspira a dirigir en enero de 2021 un nuevo gobierno de Puerto Rico que reclute a la diáspora en los esfuerzos de su movimiento para lograr la derogación de la ley Promesa y un proceso de descolonización que sea vinculante con Estados Unidos (EE.UU.).

Aunque es independentista, Lúgaro, candidata a gobernadora por el Movimiento Victoria Ciudadana (MVC), descartó promover esa opción si logra poner en marcha una Asamblea Constitucional de Estatus que permita echar hacia delante un proceso de negociación con el gobierno federal.

“Cómo gobernadora defendería la pureza del proceso”, dijo Lúgaro, en una entrevista con El Nuevo Día, como parte de una gira que le llevó de miércoles a jueves a Boston (Massachusetts), Nueva York y Washington D.C..

Para la candidata a La Fortaleza –quien también tuvo reuniones el viernes con funcionarios del Congreso-, su función como gobernadora sería asegurar que el gobierno federal y el de Puerto Rico acuerdan las alternativas descolonizadoras que están disponibles y que el electorado pueda hacer una decisión informada.

“Tiene que ser una descolonización en la que las tres alternativas – independencia, libre asociación y estadidad-, estén contempladas”, afirmó.

Lúgaro sostuvo que el MVC tendrá que reunirse para tomar una posición sobre el referéndum de status que quiere convocar el gobierno del Partido Nuevo Progresista (PNP), pero le pareció extraño que estén proponiendo realmente una consulta estadidad versus soberanía política, sin atreverse a plantearlo directamente así.

“Demócratas y republicanos no le reconocen ningún valor a ese plebiscito. Lo ven como una pérdida de tiempo y de recursos. ¿Por qué vamos a seguir engañando a los puertorriqueños haciéndoles creer que están más cerca de la estadidad con un plebiscito amañado?”, cuestionó.

En el debate interno del MVC, Lúgaro sostuvo que deberán decidir si se expresan institucionalmente a favor o en contra de la consulta o dan plena libertad a sus candidatos para que promuevan o rechacen el referéndum.

Con respecto a la ley Promesa, Lúgaro afirmó que reclamará en primer orden su derogación, con una eliminación inmediata de la Junta de Supervisión Fiscal que controla las finanzas gubernamentales de la Isla, una auditoría de la deuda pública y una transición en el proceso de reestructuración de las obligaciones del gobierno.

De cara a fortalecer los lazos con los boricuas que viven en EE.UU., Lúgaro tuvo conversatorios en Boston y Nueva York, el miércoles y jueves, respectivamente, con miembros de la diáspora.

El viernes en la noche, el encuentro con miembros de la diáspora boricua de la zona de Washington D.C. incluyó la recaudación de fondos.

La candidata a la gobernación, quien en 2016 sorprendió a la opinión pública al obtener el 11.13% de los votos entre los aspirantes a La Fortaleza, quiere avivar en la diáspora el interés en las elecciones de EE.UU., por el “poder y efecto político que pueden tener” para presionar a favor de la recuperación socioeconómica de la Isla.

“Podemos convertir los temas (claves) de Puerto Rico en un ‘issue’ importante de discusión en la política estadounidense, en una prioridad para los que están aspirando a posiciones electivas”, sostuvo.

Como independentista, descartó participar en las primarias presidenciales estadounidenses en Puerto Rico, que tendrán la contienda demócrata en la isla el próximo 29 de marzo y a la que se han acercado miembros del MVC.

En Washington, Lúgaro se reunió el viernes con asesores principales de los comités de Recursos Naturales de la Cámara de Representantes, y Energía y Recursos Naturales del Senado. También vería a asesores del congresista demócrata Darren Soto (Florida) y el senador republicano Rick Scott (Florida).

Indicó que ha sido su intención hablar tanto a republicanos como a demócratas. En el Comité de Energía y Recursos Naturales del Senado, su conversación fue con el asesor republicano Issac Edwards y la funcionaria demócrata Melanie Thornton.

En las reuniones en el Congreso, los funcionarios le acentuaron la falta de confianza en el gobierno de Puerto Rico. “El denominador común es que el primer paso para Puerto Rico debe ser restaurar su credibilidad”, señaló Lúgaro.

Indicó que los miembros del Congreso, republicanos y demócratas, deben, además de echar hacia delante un proceso de descolonización, dejar a un lado la costumbre de hacerle creer a algunos en Puerto Rico, por su amistad con políticos de la Isla, que se preocupan por el tema del status, cuando en realidad no hacen nada.

El gobierno de Puerto Rico, por su parte, “lleva una narrativa incorrecta con miras meramente a cargar su ideal de status”, indicó.

Aunque el presidente del Comité de Recursos Naturales de la Cámara baja, el demócrata Raúl Grijalva (Arizona), puede querer por lo menos aprobar en comisión un proyecto de ley que suavice Promesa, Lúgaro, como otros, advirtió que esa legislación no tiene apoyo en el Senado, debido a la oposición republicana.

Al igual que el proyecto de Grijalva, la candidata sostuvo que de ser la próxima gobernadora, le retirará el financiamiento a la JSF.

También aprovechó sus encuentros en el Congreso, dijo, para expresar su rechazo a los acuerdos de reestructuración de la deuda del gobierno de Puerto Rico que han sido negociados por la JSF.

“Los economistas coinciden en que estos acuerdos no van a ser sostenibles en tres o cinco años”, de ser finalmente ratificados por el tribunal de bancarrota territorial, advirtió.

Lúgaro anunció que regresará a Washington la semana próxima, junto a la candidata del MVC a comisionada residente en Washington, Zayira Jordán Conde, para ofrecer el jueves – 5 de marzo-, una sesión informativa a miembros del Congreso sobre la agenda de su partido.

Aunque Lúgaro dijo que la sesión informativa sería ante el Comité de Recursos Naturales de la Cámara de Representantes, una portavoz de la comisión advirtió que solo les ayudaron a conseguir el salón para el evento.


💬Ver 0 comentarios