Alfonso Aguilar fue director de la Administración de Asuntos Federales de Puerto Rico (Prfaa) bajo el gobierno de Pedro Rosselló González. (GFR Media)

Washington - El republicano Alfonso Aguilar renunció a la Comisión de Igualdad, creando una segunda vacante en el grupo creado este cuatrienio por el gobierno del Partido Nuevo Progresista (PNP) para promover convertir a Puerto Rico en el estado 51 de EE.UU..

“Tengo una agenda bien cargada y me pareció oportuno en este momento dejar la comisión. Sigo comprometido con la causa de la estadidad y seguiré trabajando por medio de distintas maneras para adelantar el ideal”, indicó hoy Aguilar, al anunciar su dimisión.

Aguilar –quien fue director de la Administración de Asuntos Federales de Puerto Rico (Prfaa) bajo el gobierno de Pedro Rosselló González y de la Oficina de Ciudadanía bajo la presidencia de George W. Bush-, envió el martes su carta de renuncia al presidente de la comisión, el exgobernador Carlos Romero Barceló.

“La comisión es autónoma, no responde a la gobernadora o a un gobernador”, dijo Aguilar a El Nuevo Día, al explicar por qué presentó su renuncia ante el exgobernador Romero Barceló

Aunque la gobernadora Wanda Vázquez Garced ha sido informada de su dimisión, Aguilar advirtió que no ha hablado con ella, ni la conoce.

Con la renuncia de Aguilar, ahora hay dos vacantes en la comisión.

El otro puesto quedó vacante con la salida del exgobernador Rosselló González, quien también, en medio de la presión para forzar la dimisión de su hijo, Ricardo Rosselló Nevares, a la gobernación, se desvinculó del PNP.

A finales de 2019, la gobernadora Vázquez Garced nombró a la tenista Gigi Fernández en sustitución de Rosselló González, una designación que tuvo que retirar debido a que la deportista no cumplía con el requisito de domicilio que establece la ley.

Aunque Aguilar reside en la zona de Washington D.C., ha indicado que -como el exgobernador Luis Fortuño, otro miembro de la comisión-, siempre ha mantenido su domicilio en Puerto Rico.

El saliente funcionario sostuvo que deja la Comisión de Igualdad convencido de que para avanzar, el movimiento estadista necesita desarrollarse en una iniciativa de alcance nacional en Estados Unidos y presionar para que Puerto Rico sea tratado como una jurisdicción doméstica en el Código de Rentas Internas.

Puede haber una transición con respecto a los impuestos sobre ingresos, pero considera que para lograr la paridad en los programas federales Puerto Rico debe ser tratado como una jurisdicción doméstica en términos contributivos. “Es muy difícil abogar por la paridad e incluso por la estadidad si no nos incluyen plenamente en el Código de Rentas Internas. Ese es el mecanismo de incorporación”, dijo.

A su juicio, “con todo lo que ha sucedido en la Isla, en término de los desastres naturales, los escándalos de corrupción y el mal manejo de fondos, creo que tenemos que hacer todo lo posible para incorporar plenamente a Puerto Rico en la economía de EE.UU. y en el sistema político. Ya hemos pasado el momento de pedir resquicios contributivos nuevos (o) incentivos contributivos nuevos”.

Aguilar dijo que los proyectos federales pro estadidad y las consultas en Puerto Rico son importantes. Pero, esas iniciativas se quedan “cojas si no hacemos las otras dos cosas fundamentales”: convertir el tema de la estadidad en un debate nacional en EE.UU., que se sienta en los distritos y estados de los miembros del Congreso; y lograr insertar a la Isla como jurisdicción doméstica en el sistema contributivo federal.

Para Aguilar, los miembros de la Comisión de Igualdad entienden esa realidad, pero todavía hay muchos líderes del PNP que piensan que “todo se va a resolver de una manera mágica”.


💬Ver 0 comentarios