Acevedo Vilá argumentó que el próximo debate de status reconocer que “la puertorriqueñidad no es negociable”. (GFR Media)

Washington - Puerto Rico debe presionar a favor de una negociación formal con el gobierno federal en torno a las alternativas de status y proponer una relación de libre asociación con Estados Unidos, bajo el nombre del Estado Libre Asociado soberano, según el exgobernador Aníbal Acevedo Vilá.

“El camino tiene que ser el establecimiento de una relación de libre asociación, llamada Estado Libre Asociado Soberano, fuera del alcance de la cláusula territorial, fundamentada en la soberanía y dignidad del pueblo de Puerto Rico y con el vínculo jurídico y afectivo de la ciudadanía americana”, indicó Acevedo Vilá, en un mensaje que presentaría esta noche en Mayagüez, en conmemoración del natalicio de Luis Muñoz Marín, que tuvo lugar el pasado día 18.

Para mover el debate de status, Acevedo Vilá – candidato del Partido Popular Democrático (PPD) a comisionado residente en Washington, puesto que ocupó de 2001 a 2004-, considera que debe volver a intentarse que el Congreso apruebe legislación federal que le vincule con la convocatoria a una Asamblea Constitucional de Status.

“En caso de inacción congresional, entonces debemos invertir el proceso: legislar y convocar primero nosotros la asamblea de status y luego de constituida dicha asamblea, presionar para que el Congreso adopte legislación creando una comisión negociadora”, sostuvo el exgobernador.

El objetivo, sostuvo, debe ser lograr “una asamblea de status con la cual el Congreso y el gobierno federal se vea en la obligación de negociar y dialogar”.

“Diálogo y clarificación de las opciones tiene que ser algo a lo que el Congreso no se pueda negar. Ese diálogo y negociación debe servir para aclarar mitos y borrar miedos”, sostuvo el exgobernador en su mensaje, que fue adelantado a El Nuevo Día.

Para Acevedo Vilá, la legislación federal que propone – que recuerda el proyecto de ley 1230 de la Cámara baja que encabezó en 2007 la congresista puertorriqueña Nydia Velázquez-, “debe reconocer el derecho de Puerto Rico a su autodeterminación y la responsabilidad del Congreso a respetar ese derecho”.

“Eso implica que Estados Unidos acepte su deber de facilitar la descolonización de la isla. Reconocer nuestro poder de Puerto Rico para convocar, a través de legislación puertorriqueña, una asamblea de estatus en la cual las diferentes opciones puedan estar representadas por delegados electos por el pueblo, no es darnos permiso. Es reconocer que tenemos ese derecho y respetarlo”, sostuvo.

Como parte del proceso, Acevedo Vilá afirmó que el Congreso debe establecer que las opciones de status estarían fuera de la cláusula para territorios de la Constitución estadounidense, que permite allegislativo federal ejercer poderes plenarios sobre la isla.

A su vez, dijo que la legislación debe precisar que una vez Puerto Rico convoca a su Asamblea Constitucional de Status, se activará una comisión negociadora de Estados Unidos, con representación bipartidista del Congreso y la rama ejecutiva.

Acevedo Vilá argumentó que el próximo debate de status tiene que reconocer que “la puertorriqueñidad no es negociable” y un siglo después que el Congreso determinó que los nacidos en la isla son ciudadanos estadounidenses, el pueblo de Puerto Rico aprecia “los lazos económicos y afectivos que nos unen a la ciudadanía americana”.

Bajo los pactos de libre asociación con Estados Unidos, los nacidos en la Federación de Estados de Micronesia, las islas Marshall y Palau, no son ni eran ciudadanos estadounidenses.

En 2011, el Grupo de Trabajo de la Casa Blanca del presidente Barack Obama recomendó que “en el momento de cualquier transición a un estado libremente asociado, todos los puertorriqueños que son ciudadanos estadounidenses retengan esa ciudadanía”.Pero, advierte que en los pactos existentes los nacidos en un status de libre asociación no son ciudadanos de EE.UU.

Acevedo Vilá sostuvo que la comisión negociadora que tiene la esperanza de que se ponga en marcha en el futuro, debería “encomendar estudios sobre temas tales como: ciudadanía, contribuciones, deuda pública, cultura e idioma, seguridad, bajo las diferentes opciones de estatus, incluyendo posibles procesos de transición”.

“Esos estudios y el diálogo deben contestar diversas interrogantes que se tienen sobre las diferentes opciones, como el efecto que tendría la estadidad sobre el idioma en las escuelas, gobierno y en los tribunales; la continuidad de la ciudadanía bajo la libre asociación y los acuerdos comerciales y económicos y de seguridad mutua bajo la independencia, entre otros aspectos”, agregó.

El candidato a comisionado residente en Washington – que ha dicho que aún espera por la certificación de los endosos que presentó ante la Comisión Estatal de Elecciones -, dijo que la legislación federal debe establecer con claridad “el mecanismo mediante el cual el Congreso respondería a una opción de status debidamente aprobada por la mayoría de la asamblea de estatus y por el pueblo de Puerto Rico en las urnas”.

En su mensaje, el exgobernador dijo que al pensarse en un proceso de negociación con el gobierno federal, debe tomarse en cuenta que “estamos ante el peor momento de nuestra relación política y económica con Estados Unidos en tiempos modernos”.

“El deterioro acelerado que estamos viviendo en esta relación comenzó a finales del siglo pasado cuando se debilitarony, eventualmente colapsaron los apoyos al ELA en la capital federal y se le quitó a Puerto Rico la herramienta de creación de empleos que era la sección 936 del código federal de rentas internas. Y en el 2016, nos impusieron la junta de control fiscal de PROMESA, que es una negación de todos los valores democráticos y de dignidad política que Muñoz había alcanzado en el ’52”, afirmó Acevedo Vilá.


💬Ver 0 comentarios