La resolución fue presentada por la embajadora de Cuba, Anayansi Rodríguez, y contó con el endoso de la Comunidad de Estados Latinoamericanos (CELAC). (horizontal-x3)
La resolución fue presentada por la embajadora de Cuba, Anayansi Rodríguez, y contó con el endoso de la Comunidad de Estados Latinoamericanos (CELAC). (Ramón “Tonito” Zayas)

Washington - El Comité de Descolonización de las Naciones Unidas (ONU) aprobó esta tarde, por consenso, una nueva resolución a favor de la libre determinación e independencia, en una sesión marcada, entre otras cosas, por denuncias de que las autoridades no atendieron con la premura necesaria la emergencia que causó en Puerto Rico el huracán María.

La misma resolución del comité toma nota, con preocupación, “que la presente subordinación política del pueblo puertorriqueño impide tomar decisiones soberanas sobre la crisis humanitaria causada por los efectos de los huracanes Irma y María, que han agravado los ya existentes serios problemas económicos y sociales” en la Isla.

La resolución fue presentada por la embajadora de Cuba, Anayansi Rodríguez, y contó con el endoso de la Comunidad de Estados Latinoamericanos (CELAC) y el Movimiento de Países no Alineados, así como declaraciones a favor de coauspiciadores de la medida, como Ecuador, Venezuela, Bolivia, Siria, Antigua y Barbuda, y Nicaragua

Antigua y Barbuda preside el Comité de Descolonización. El Salvador reiteró la posición de la CELAC en contra del colonialismo en la región y reconociendo la identidad caribeña y latinoamericana de la Isla, mientras que Venezuela habló a nombre del Movimiento de Países no Alineados.

Un representante del gobierno de China también respaldó la resolución, que hace un nuevo llamamiento al gobierno de Estados Unidos para que inicie un proceso que permita a Puerto Rico “ejercer plenamente su derecho inalienable a la libre determinación e independencia”.

“Quizás la prueba más dolorosa para muchos puertorriqueños y puertorriqueñas de la desidia estadounidense es la estudiada incompetencia del gobierno de EE.UU. ante los inmensos destrozos provocados por el huracán María”, indicó en su testimonio la comisionada electoral y vicepresidenta del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), María de Lourdes Santiago.

Varios de los ponentes subrayaron la incertidumbre sobre las muertes ocurridas como consecuencia del ciclón, y el hecho de que mientras los datos oficiales y estudios indican que fueron cientos o miles las víctimas fatales, el gobierno de Puerto Rico mantenga 64 como cifra oficial.

La exsenadora Santiago destacó además que en una Isla de 100 millas de largo por 35 de ancho, “el Cuerpo de Ingenieros del Ejército del país más poderoso del mundo se declaró incapaz de llegar a ciertas zonas rurales a prestar auxilio y restaurar prontamente el servicio de energía eléctrica".

La sesión reflejó la creciente insatisfacción de los mismos propulsores del debate en el Comité de Descolonización de las Naciones Unidas, con el hecho de que la Asamblea General no acaba de reabrir el caso político de Puerto Rico, después de 37 resoluciones a favor de la libre determinación e independencia de la Isla en los últimos 47 años.

En la resolución, el Comité de Descolonización “solicita a la Asamblea General a considerar la cuestión de Puerto Rico de forma abarcadora y en todos sus aspectos, y a tomar una decisión sobre este asunto lo más pronto posible”.

Edgardo Román, primer vicepresidente del Colegio de Abogadas y Abogados, afirmó que a un mes del aniversario 120 de la invasión estadounidense de Puerto Rico, "no existe un proceso de descolonización muy a pesar de lo dispuesto en resolución 1514 (XV)", 37 resoluciones del comité y recientes plebiscitos no vinculantes para el gobierno de EE.UU..

Mientras, a nombre de la alianza Junte de Mujeres 2018, la ex candidata independiente a gobernadora, Alexandra Lúgaro, exhortó a los miembros del Comité de Descolonización a presionar a favor de que la Asamblea General de la ONU retome el caso político de Puerto Rico y demuestre que Estados Unidos no controla la organización

“Podría pensar que ustedes, al igual que nosotros, también fueron burlados con la fraudulenta autonomía que nos fue otorgada a principio de los 50, pero hoy, en pleno 2018, me es imposible creer que no puedan reconocernos como el ejemplo más indignante de un abusivo régimen colonial cuando por décadas se nos ha negado el derecho a la libre determinación, cuando las tres ramas de los Estados Unidos han reiterado en los últimos años que estamos sujetos a los poderes plenarios del Congreso de los Estados Unidos y más aún, cuando nos ha sido impuesta una Junta de Control Fiscal compuesta por siete individuos nombrados por el presidente de los EE.UU. a quienes el Congreso les ha conferido poder sobre nuestras ramas ejecutiva, legislativa y judicial”, indicó Lúgaro.

La portavoz del Junte de Mujeres 2018 sostuvo que las “nuevas generaciones que se levantan en Puerto Rico” exigen que no haya conformismo con la peregrinación anual hacia la ONU, que no se vea a los que vienen ante el Comité de Descolonización como “mendigos” y que “nos armemos con la indignación y el coraje que sentimos tras décadas de atropellos y vengamos ante este foro a reclamarles que emplacen con nuestra misma indignación a la Asamblea General”.

Cinco de las seis integrantes de la nueva alianza – Lúgaro; María de Lourdes Santiago; la presidenta del Partido del Pueblo Trabajador (PPT), Mariana Nogales; la copresidenta del Movimiento Independentista Nacional Hostosiano (MINH), Wilma Reverón; y la presidenta del Movimiento Unión Soberanista (MUS), María de Lourdes Guzmán-, declararon hoy ante el Comité de Descolonización.

El grupo – incluida la alcaldesa de San Juan, Carmen Yulín Cruz-, tendrá dos días de reuniones mañana y el miércoles en Washington, incluso con miembros del Congreso.

Reverón sostuvo que el Comité de Descolonización debería, como se le ordenó originalmente en 1972, recomendar un procedimiento para la Aasamblea General retomar el debate sobre la Isla. Pero, dijo, que otro camino puede ser que el gobernador Ricardo Rosselló escriba a la Asamblea General requiriendo la revisión del caso de la Isla.

El único representante del movimiento estadista en la sesión fue Edwin Pagán, quien solicitó sin éxito – como el secretario de Estado de Puerto Rico, Luis Rivera Marín, en 2017-, que la resolución afirmara que la Isla  "escogió la estadidad como opción descolonizadora".

En la audiencia, además, muchos de los más de 40 ponentes pudieron desahogarse, frente a los miembros del llamado ‘comité de los 24’ – ahora con representantes de 29 países-, sobre las medidas de austeridad que impulsan la Junta de Supervisión Fiscal (JSF) a cargo de las finanzas públicas de Puerto Rico o el propio gobierno de la Isla.

El control de la JSF sobre el presupuesto, el cierre de escuelas, los reclamos sobre una auditoría de la deuda, y la privatización de activos de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) encabezaron las denuncias. “La Junta opera a vista de todos, y sin el mínimo pudor, como una dictadura”, sostuvo la ex senadora Santiago.

Entre los ponentes estuvo el presidente del sindicato UTIER, Ángel Figueroa Jaramillo, quien mantuvo que el acceso a la energía es “un derecho fundamental” y que la privatización de la AEE puede generar “un aumento en las tarifas”.

Por segundo año consecutivo, la sesión arrancó con el testimonio del ex prisionero político puertorriqueño Oscar López Rivera, cuya liberación demandó por años el propio Comité de Descolonización y a quien se le otorgó más del tiempo reglamentario de cinco minutos que se impone a los ponentes.

López Rivera dijo a los miembros del comité que es hora de enviar el caso político de Puerto Rico de vuelta a la Asamblea General de la ONU, “que tiene el poder para acabar con el colonialismo”.


💬Ver 0 comentarios