En la foto están Charlie Rodríguez (izq.) y David Indiano. (semisquare-x3)
En la foto están Charlie Rodríguez (izq.) y David Indiano. (José A. Delgado)

Chicago, Illinois - El Comité de Credenciales del Partido Demócrata de Estados Unidos (DNC) validó hoy, en votación 19-5, la elección -hace 18 meses- de los cuatro miembros del comité ejecutivo demócrata que encabeza el exsenador Charlie Rodríguez y que se vinculan con el gobierno del Partido Nuevo Progresista (PNP).

En una reunión en Chicago, y después de escuchar a las partes por alrededor de dos horas, la comisión aprobó la desestimación de las querellas presentadas por demócratas del Partido Popular Democrático (PPD) y del movimiento "Our Revolution Puerto Rico"inspirado por Bernie Sanders.

Hubo tres abstenciones durante la votación, incluidos los copresidentes del comité, Karen Carter Peterson y John Currie.

“Vi mi rol más como mediadora o juez”, sostuvo Carter Peterson, quien consideró que se ha cumplió con el debido proceso de ley.

Junto a Rodríguez fueron elegidos, el 7 de febrero de 2017, Johanne Vélez como vicepresidenta, la alcaldesa de Ponce, María “Mayita” Meléndez, como delegada permanente, y Luis Dávila Pernas, como delegado permanente.

El Comité de Credenciales también aprobó pedir al Comité de Reglas del DNC que ayude a la directiva de Puerto Rico a revisar sus reglamentos, tras la controversia sobre la forma en que se convocó a la elección de hace 18 meses.

La comisión, sin embargo, derrotó una propuesta de Michael Kapp, de California, para que se hicieran públicos los controvertibles correos electrónicos divulgados por El Nuevo Día que, entre otras cosas, revelaron que uno de los jueces del proceso de revisión de la controversia en Puerto Rico, el ex secretario de la Gobernación Álvaro Cifuentes envió a Rodríguez borradores de la opinión que emitida el pasado 12 de febrero.

Otros correos indicaron que -antes de iniciarse las audiencias sobre las querellas en Puerto Rico-, Cifuentes compartió con Rodríguez y el que fuera examinador del caso, el ahora director de la Autoridad de Puertos, Anthony Maceira, recomendaciones hechas por el veterano e influyente miembro del Comité de Reglas del DNC Harold Ickes, sobre cómo manejar la controversia.

Antes de empezar a evaluar el caso sobre Puerto Rico, el Comité de Credenciales había rechazado que fuera necesaria la inhibición de sus dos miembros identificados con el PNP, el cabildero Manuel Ortiz, y la senadora Margarita Nolasco.

Entre los correos electrónicos divulgados por El Nuevo Día estuvieron unos de febrero pasado en los que Ortiz -principal cabildero en Washington del gobernador Ricardo Rosselló-, y Rodríguez intercambiaban mensajes sobre cómo, una vez decidido el caso en San Juan, buscar derrotar las querellas ante el Comité de Credenciales.

Rodríguez ha negado haber recibido los borradores de opinión que le envió Cifuentes, quien presenció la sesión de ayer en Chicago.

La decisión adoptada por el Comité de Credenciales deberá ser ratificada hoy en el pleno del DNC, lo que se prevé ocurrirá.

Al terminar la sesión, Rodríguez, quien fue presidente del Senado, dijo que una vez validada su elección como presidente del Partido Demócrata de Estados Unidos en Puerto Rico, podrá convocar a una reunión del Comité Central e iniciar el proceso para revisar el reglamento.

“Se designará un comité inclusivo para poder examinar el reglamento. Era lo que yo quería examinar desde el principio, pero no lo podía hacer, porque iba a seguir la discusión (sobre la impugnación) hasta que esto se atendiera”, indicó Rodríguez, cuyo grupo ayudó a elegir en febrero de 2017 a Tom Pérez como presidente del DNC.

En la audiencia, declararon el portavoz del PPD en el Senado, Eduardo Bhatia; su abogado en el caso, José Alfredo Hernández Mayoral; Michael McCall, representante legal de las querellantes de Our Revolution, Damaris Delgado Vega y Maruxa Cárdenas Surillo; el ex senador Rodríguez y su abogado, David Indiano.

“Desde el momento en que rehusaron recusar a Ortiz y a Nolasco me sospeché el resultado”, indicó Hernández Mayoral.

El senador Bhatia, por su parte, afirmó que “es frustrante ver un proceso tan poco objetivo y tan prejuiciado”. Al cuestionar que se ignoraran los correos electrónicos revelados hace tres semanas, Bhatia – quien ha criticado la decisión de Roberto Prats de entregar la dirección del Partido Demócrata en la isla-, considera que “esto estaba prejuzgado por razones políticas y no democráticas”.

Carter Peterson, la copresidenta del Comité de Credenciales, sostuvo que para su comisión, los correos electrónicos no formaron parte de la evidencia presentada.

Como puntos principales de la discusión, estuvieron si la elección del 7 de febrero de 2017 fue convocada adecuadamente y si hubo cuórum.

El exsenador Rodríguez y su abogado defendieron que la elección del grupo estadista se hiciera con una sola semana de anticipación y por medio de un anuncio tamaño tarjeta de presentación, en El Nuevo Día.

Los querellantes insistieron en que bajo el reglamento del Partido Demócrata de EE.UU. en la isla, la convocatoria debió ser hecha con cinco semanas de anticipación.

Reglamento confuso

Rodríguez reconoció en la audiencia que el reglamento era confuso y estaba sujeto a interpretación, pero que las cinco semanas de notificación previa son solo obligatorias para la elección de las vacantes de los representantes de los distritos senatoriales.

Tanto Rodríguez como el Comité de Acción Afirmativa del cual fue parte Cifuentes habían afirmado que la convocatoria hecha con siete díasde anticipación era razonable ante la urgencia de llenar las vacantes en el comité ejecutivo y tener representación en la elección del presidente del DNC tres semanas después.

Michael McCall, abogado del grupo Our Revolution, cuestionó, entre otras cosas, que en la elección de 2017 votaron varios demócratas del PNP que respaldaron económicamente la candidatura a comisionada residente de Jenniffer González, quien preside a los republicanos de la isla.

"Nadie que ha contribuido dinero a candidatos republicanos debió participar", sostuvo McCall.

La opinión del Comité de Acción Afirmativa, que examinó las querellas en San Juan, fue que la elección de Rodríguez era parte de un proceso para tener en la dirección demócrata local a simpatizantes del gobernador Rosselló.

Como ha indicado antes, Rodríguez sostuvo que Prats, expresidente de los demócratas de la isla, no le dejó a la alcaldesa de Ponce, María “Mayita” Meléndez, información de contacto sobre los miembros del Comité Central de los demócratas de la isla.

Aunque Prats ha insistido en que la carpeta que le dio a Meléndez tenía la información de contacto de los miembros del Comité Central, la alcaldesa de Ponce también lo rechazó.

La integrante del comité de Credenciales Mary Mancini (Tenesí) dijo que le pareció “sospechoso” que el grupo del PNP no tuviera otras formas para notificar a los miembros del Comité Central.

“No hubo una notificación valida”, indicó Kapp, quien votó también a favor de recusar la participación en la sesión de Ortiz y Nolasco “por estar demasiado cerca de unas de las partes”,

La sesión del Comité de Credenciales, que comenzó con dos horas de retraso, fue parte de la reunión de verano del DNC, que concluye hoy.


💬Ver 0 comentarios