La cantidad desembolsada no subsana todos los señalamientos que se hicieron contra el comité electoral. (GFR Media)

El comité de campaña de Ricardo Rosselló Nevares restituyó $229,000 al Departamento de Hacienda por los desembolsos que hizo el gobierno para pagar las cuatro guaguas que alquiló su equipo electoral y que él usó mientras fue gobernador sin que mediara un contrato entre la empresa arrendadora de los vehículos y el Estado, informó el contralor electoral, Walter Vélez.

Del mismo modo, el comité entregó a la Oficina del Contralor Electoral $278,000 para saldar la deuda que mantenían con la empresa Allied Car & Truck Rental por esos cuatro vehículos que se usaron como parte de la flota de La Fortaleza.

En total, el comité desembolsó $507,000 para subsanar los señalamientos del contralor electoral por el uso de las cuatro guaguas que fueron devueltas por La Fortaleza al arrendador.

“Las penalidades de la compañía fueron altas por no cumplir con el contrato de alquiler. En las penalidades gastaron mucho dinero”, dijo Vélez en entrevista telefónica

Esto, sin embargo, no subsana todos los señalamientos que se hicieron contra el comité electoral. Por ejemplo, todavía tienen que saldar algunos servicios recibidos, como el alquiler de guaguas de sonido.

Del mismo modo, no se ha completado la devolución de unos $58,900 en donativos en exceso a los límites establecidos en los estatutos electorales para los individuos, ni los $5,000 que recibieron de corporaciones, lo que está prohibido por ley. La jurisprudencia federal actualmente les permite a las personalidades jurídicas crear comités de acción política para apoyar causas o candidatos, pero no abre la puerta a donativos directos a los aspirantes a cargos públicos.

Tampoco se ha devuelto el dinero que recaudaron entre el 3 de marzo, fecha en que Rosselló Nevares anunció que aspiraría a la reelección, y el 21 de julio, cuando desistió de la idea de mantenerse como inquilino del Palacio de Santa Catalina. En total recaudaron $299,000 en este periodo. Aquellos fondos que no se puedan devolver tienen que ser remitidos al Departamento de Hacienda.

A esto se le suman los $150,000 que congeló el contralor electoral como contingencia a la posible emisión de multas por parte de su oficina en caso de que las deficiencias detectadas no sean remediadas.

Con todo esto, el comité de campaña de Rosselló Nevares, que en un momento dado tuvo $1.5 millones en sus cuentas de banco, cuenta con $171,000 para gastos electorales en caso de que el exmandatario decida aspirar a un cargo público.


💬Ver 0 comentarios