(Teresa Canino )

El Senado aprobó esta tarde, a viva voz, el nuevo Código Electoral de Puerto Rico, proyecto de ley que tiene un impacto directo sobre los procesos electorales, comenzando por el año que viene con la implementación del voto electrónico para el voto ausente, los encamados y los no videntes.

La medida ahora pasa a la Cámara de Representantes, donde se espera que sea aprobada mañana, último día para dar paso a proyectos de ley en la presente sesión legislativa.

"Decir aquí que no debemos hacer nada, que no debemos procura más participación cuando es evidente el desapego de los electores. Que cada vez hay una participación menor porque no quieren hacer la fila, por la burocracia en la comisión o el costo que representa es decirle al pueblo de Puerto Rico que no quieren que la gente vote", dijo Thomas Rivera Schatz, presidente del Senado, al defender la medida, que es de su autoría.

El Senado no acogió una petición de enmienda presentada por el liderato de la Cámara de Representantes para mantener el requisito de presentación de endosos a candidatos individuales en las primarias del año que viene. Por el contrario, sí mantiene el requisito de endosos para candidatos rechazados por sus partidos políticos y nuevas colectividades que buscan quedar inscritas.

Rivera Schatz afirmó que si la Cámara o la gobernadora Wanda Vázquez "tienen una opinión distinta, la respetamos".El presidente senatorial comentó que el proyecto busca ‘’abrazar’’ los avances tecnológicos, reducir la burocracia, así como los costos del proceso electoral. Agregó que intenta achicar la estructura de la Comisión Estatal de Elecciones.

Por ejemplo, se eliminan las vicepresidencias y se propone, en la versión del Senado, la eliminación de la presentación de endosos para ciertos cargos.

“Millones de dólares”, dijo Rivera Schatz al argumentar que se logran ahorros con el proyecto.

El también presidente de la palma recordó que se amplían las opciones de voto adelantado como, por ejemplo, para los empleados de la empresa privada con dificultad para asistir a la elección general.

De acuerdo a Rivera Schatz, las enmiendas presentadas por el Partido Popular Democrático (PPD) fueron atendidas.

“El presidente del PPD reconoció para el récord que se atendieron”, agregó.

Por su parte, Aníbal José Torres, presidente del PPD, rechazó la medida e insistió en que el proceso de confección del proyecto se hizo sin consenso, aunque Rivera Schatz supuestamente se acercó a las minorías con la intención de que se concretara elproyecto de forma conjunta. No obstante, reconoció que el presidente del Senado sí acogió ciertas enmiendas de la minoría popular como la eliminación del concepto de criminalización de recusaciones.

“Hay que modernizar el sistema. No nos oponemos a los cambios tecnológicos en la CEE, los avalamos y es el paso a seguir, pero deben tener todas las garantías necesarias y no puede ser un proceso a cinco meses de una primaria”, argumentó. Torres cuestionó, además, que el nombramiento del presidente de la CEE eventualmente recaerá sobre el Tribunal Supremo y sobre el comisionado electoral del partido que reciba más votos íntegros, que resulta ser el Partido Nuevo Progresista (PNP) desde 1992.

Mientras, Juan Dalmau Ramírez, senador independentista, denunció que con el proyecto de ley modifica el mecanismo de inscripción de colectividades al calcular el voto íntegro y no el voto al candidato a la gobernación, como ocurre ahora.

Según Dalmau Ramírez, ese cambio afecta directamente a su partido.Tras argumentar que la confección del proyecto no se hizo con la participación de las minorías, que no tuvo acceso a las enmiendas hasta hoy y que solo se celebró una vista pública, Dalmau Ramírez criticó que el proyecto retira la legitimación activa que tienen los comisionados electorales para llevar al Tribunal asuntos administrativos como fue el caso, por ejemplo, del manejo irregular de vagones en la CEE.


💬Ver 0 comentarios