La versión aprobada eliminó el significado propuesto que se le concedía a la alternativa de “No”.

Sin el apoyo de las delegaciones minoritarias, el Senado aprobó hoy el proyecto de ley que viabiliza la celebración de una consulta “estadidad sí o no”.

La medida recibió 19 votos a favor y seis en contra durante el cotejo llevado a cabo mediante pase de lista.

El Proyecto del Senado 1467, conocido como la Ley Para la Definición Final del Status Político de Puerto Rico, establece las reglas para la celebración de un plebiscito en las elecciones generales del 3 de noviembre, en el que se le preguntaría al elector: “¿Debe Puerto Rico ser admitido inmediatamente dentro de la Unión como un estado?" Las únicas alternativas serían "sí o no".

Según establece en la medida el presidente del Senado, Thomas Rivera Schatz, autor de la pieza legislativa, esta fue la pregunta que contestaron los residentes de Alaska y Hawai antes de que se convirtieran en estado.

“Ganar las elecciones es, sin lugar a duda, fundamental…adelantar las causas y lograr que nuestros puertorriqueños y puertorriqueñas tengan mejor calidad de vida…no hay mejor premio que ese. Por eso vamos a insistir (en la estadidad), vamos a insistir, a insistir y lo vamos a lograr”, sostuvo durante la presentación del proyecto.

“La igualdad no se discute..es un derecho natural que estamos exigiendo como puertorriqueños, primero, y como ciudadano americano”, agregó el presidente del Senado.

Mientras se desarrollaba la discusión a las afueras de El Capitolio, un grupo de ciudadanos defensores de la estadidad para Puerto Rico se manifestaban con banderas de Estados Unidos en mano.

La mayoría de la delegación del Partido Popular Democrático (PPD), así como el portavoz del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), Juan Dalmau Ramírez, abandonaron el hemiciclo durante la discusión dela medida, aunque regresaron al momento de lavotación. El portavoz de la Pava, Eduardo Bhatia, llegó dos horas después de haber indicado el debate.

“Se que algunos pueden tratar de dispararle al proceso porque no se le reconoce la conveniencia política de poner en la papeleta de plebiscito lo que les de la gana…afrontemos realidades. Esta es la oportunidad que tenemos de dejar atrás los cuestionamientos…”, expuso el senador de la Palma, Miguel Romero.

La versión aprobada eliminó el significado propuesto que se le concedía a la alternativa de “No”. La medida original establecía que el un voto por el “No” implicaba el “rechazo a la unión permanente con la unión permanente con la estadidad”, así como un reclamo al gobierno federal para que reconociera la soberanía de Puerto Rico separada de Estados Unidos.

La eliminación de la definición fue sugerida por el exgobernador PNP, Carlos Romero Barceló, según lo recoge el informe positivo de la Comisión de Relaciones Federales, Política y Económicas, presidido por Rivera Schatz.

Igualmente, se enmendó el Artículo 4.2 para eliminar el lenguaje que establecía cuáles serían las consecuencias de cada una de las alternativas. En caso de que prevaleciera una votación por el “No”, la medida establecía que implicaría que inmediatamente comenzaría un proceso de transición para el reconocimiento de la soberanía con un “Tratado de Independencia en Libre Asociación”.

En el escenario de que la opción ganadora fuera el “Sí”, la medida ordenada la designación de una comisión de transición integrada por siete miembros para representar la alternativa ganadora de status. En su sustitución, la versión aprobada, propone que el proceso de transición sea liderado por la gobernadora Wanda Vázquez Garced y la comisionada residente en Washington, Jenniffer González. Ambas representarán a la sial en cualquier asunto o negociación relacionada a un plan de transición.

A la hora de redactar el plan de transición para hacer valer el resultado de la consulta, ambas funcionarias contarán con el consejo de la Comisión de Igualdad.

Dalmau Ramírez cuestionó la eliminación de las definiciones y sostuvo que dicha acción deja al descubierto que no se trata de un verdadero proceso de descolonización. “A último momento se le volvieron a caer los calzones y las faldas… Tienen miedo de enfrentar la estadidad a la soberanía nacional. Tienen miedo de que este pueblo tengaque definirse”, sostuvo.

Esuna pieza legislativa defectuosa, producto del miedo a enfrentar la independencia, la soberanía, la libre asociación a la estadidad. Producto del miedo que los estadistas no le salgan a votar el día de las elecciones porque están desmoralizados con el gobierno PNP… con esta trampa sacan a los electores como el viejo adagio de la zanahoria en el palo para que se mueva la mula”, argumentó Dalmau Ramírez al afirmar que el PIP participará de la consulta.

Rivera Schatz indicó que la eliminación de las definiciones respondió a la búsqueda de un consenso entre las personas que participación de proceso de evaluación de proyecto. “Yo creo que votarle no a la estadidad es hacer un reclamo hacia la independencia porque el ELA está muerto…estamos dispuestos a que el “NO” incluya a los que creen en el ELA”, puntualizó.

La delegación del PPD coincidió en que se trata de una consulta con la intención de mover a las huestes penepés a las urnas el día de las elecciones generales. “Han hecho el ridículo en el Congreso de los Estados Unidos, el ridículo con mayúscula. Nadie les ha creído el cuento de que la estadidad ganó, de que la estadidad es súper mayoría…esto es simplemente un argumento para sacar a votar a la gente del PNP que de buena fe que creen en la estadidad”, expresó el senador Cirilo Tirado.

Indicó que los seguidores de la Palma están “molestos” por los actos de corrupción que se han reportado este cuatrienio y “por la tolerancia” que hubo contra el gobierno de Ricardo Rosselló Nevares por parte del liderato PNP y que fuera el pueblo quien se tuviera que lanzar a la calle para removerlo del cargo.

“Como el país está molesto y los penepés no quieren votar, ahora vienen con este Proyectos del Senado 1467, el último aleteo para ver si pueden traer de nuevo a los penepés a votar para ganar las elecciones, a lo maquiavelo. El fin justifica los medios. Otra mentira más de ustedes, otra burla”, señaló.

En su alocución, Tirado hizo varias referencias al chat que desembocó en la salida de Rosselló Nevares, utilizando una de las frases en las que se hacía referencia a que “cogemos de pend…hasta a los nuestros”, lo que provocó que el presidente senatorial le advirtiera que, de seguir utilizando la frase, sería expulsado del hemiciclo.

Por su parte Bhatia, sostuvo que apoyaría la consulta si contara con el aval de Congreso de los Estados Unidos y si su celebración no fuera el día de las elecciones generales. Sostuvo que aunque la aspiración de la estadidad -igual que la independencia y el desarrollo del Estado Libre Asociado- es legítima, no es honrada por el gobierno federal.

“Estamos engañando al pueblo. Nova pasar nada como no ha pasado nada… así vamos a estar 100 años más. Entendemos que es un proceso que no es válido, que lleva al país por una vía incorrecta… es una pérdida de tiempo, de energía y de democracia”, señaló el también aspirante a la candidatura de la gobernación de la Pava.

El senador independiente José Vargas Vidot cuestionó la pertinencia del proyecto y sostuvo que el pueblo “está harto”. Añadió que la igualdad no reside en la definición de estatus. “Este nuevo plebiscito es otro intento de engañar a todos los puertorriqueños y puertorriqueñas e incluso a las personas que creen en la estadidad… el problema de la igualdad no residente en el estatus, reside en la forma mediocre que hemos hecho gobernanza, reside en cómo hemos desamparado a nuestros adultos mayores”, señaló.

“Usted no necesita ser estado para ser eficiente. El problema no es la descolonización. El problema es el escenario en que estamos trabajando esto, porque este escenario revela que es una movida totalmente apegada a ayudar, a redimir, a levantar la pasión que se ha perdido cuando las personas pierden la fe y la confianza en el partido que eligieron”, añadió Vargas Vidot.

La medida dispone, además, que el presidente de la Comisión Estatal de Elecciones (CEE) actúe como coordinado directo con el secretario de Justicia de Estados Unidos, en lo relacionado con la coordinación educativa y electoral del plebiscito.

El aspirante a la candidatura de la gobernación por el PNP, Pedro Pierluisi, sostuvo que el proyecto propuesto es “justo”.

“Es momento de dar ese paso contundente que ponga fin a la colonia, a la incertidumbre, a la inestabilidad política, a la falta de derechos, al trato discriminatorio y a la desigualdad; y que abra la puerta a la Igualdad, a una buena calidad de vida, a oportunidades para todos y a una silla en la mesa en que se toman las decisiones que afectan nuestras vidas a diario”, dijo en expresiones escritas.

Entre los años 1967 y 2017 en Puerto Rico se realizaron cinco plebiscitos. En el más reciente, celebrado el 11 de junio de 2017, la estadidad recibió el 97% del total de votos o 502,616 votos. La libre asociación o independencia recibió 7,779 votos (1.5%) y el actual status territorial cargó con 6,821 votos (1.32%) en un referéndum para el que los partidos opositores llamaron al boicot en rechazo a las alternativas incluidas en la papeleta de votación. La tasa de participación fue de 23%.

“No podemos esperar a que nos de y reconozcan losderechos. Acaso los negros americanos esperaron a que el Congreso sintiera pena por ellos y le dieran sus derechos…”, argumentó el senador penepé William Villafañe.


💬Ver 0 comentarios