Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

El portavoz de la mayoría del Partido Nuevo Progresista en el Senado, Carmelo Ríos (der.). (horizontal-x3)
El portavoz de la mayoría del Partido Nuevo Progresista en el Senado, Carmelo Ríos (der.). (David Villafañe)

El llamado proyecto de libertad religiosa, medida que, según sus críticos, incluido el Departamento de Justicia, abre las puertas al discrimen basado en consideraciones religiosas, todavía enfrenta el rechazo del gobernador.

La pieza legislativa, de la autoría del presidente cameral Carlos “Johnny” Méndez y los representantes Guillermo Miranda y María Milagros Charbonier, es una de múltiples que esperan por el trámite legislativo en estos últimos días de sesión. En el caso de este proyecto, el Senado lo enmendó el domingo para forzar la creación de un comité de conferencia.

“Fortaleza se mantiene en el veto”, aseguró el portavoz de la mayoría en el Senado, Carmelo Ríos.

En síntesis, el proyecto permitiría que un empleado público se nigue a brindarle servicios a una persona basándose en creencias religiosas. También permite que un ciudadano privado haga lo propio, también por consideraciones religiosas.

El gobernador Ricardo Rosselló Nevares dijo en un comunicado el 12 de mayo pasado que su administración “no va a limitar derechos que han sido otorgados a distintos sectores de nuestra sociedad, tanto a nivel judicial como por vía legislativa”.

Ayer, Cámara y Senado acordaron formar comités de conferencia para atender dos piezas legislativas, dejando para discusiones durante lo que resta de la semana el grueso de las medidas que necesitarían que ambos cuerpos legislativos se pongan de acuerdo para que pasen a la firma del gobernador.

Anoche, la Cámara de Representantes anunció que recesaría sus trabajos hasta el viernes.

El Senado sesionará el jueves y el viernes.

Así, quedan proyectos pendientes como la medida del presidente del Senado, Thomas Rivera Schatz, que otorga mayores poderes al pleno de jueces en la administración del Tribunal Supremo. También está en veremos si el Senado va a concurrir con enmiendas de la Cámara al proyecto de Rivera Schatz que aumenta de 12 a 16 años el término para jueces superiores y prohíbe sus renominaciones.

Ayer, el Senado aprobó los nombramientos de los jueces Geysa Villarrubia Rivera, Rafael Ramos Sáenz, Miguel Ramírez Vargas, Isander Rivera Morales y Gloria María de Jesús Machargo.

El Senado no atendió la renomiación como juez superior de Ángel Pagán Ocasio, quien hasta hace poco se desempeñaba en la sala de recursos extraordinarios del Tribunal de Primera Instancia de San Juan.

Mientras, el Senado sí atendió el nombramiento y confirmó a Javier Rivera Ríos en su segundo intento como comisionado de Seguros.

En el Senado, también se aprobó una resolución del senador novoprogresista Henry Neumann para investigar las tardanzas en el pago de horas extra a los policías.

“No conozco ninguna otra industria en Puerto Rico ni en el mundo entero donde uno trabaje y ni se le pague por trabajar”, dijo al asumir un turno sobre la resolución.

Entre los proyectos que están pendientes se encuentra la medida que elimina el Fondo Electoral, el proyecto que crea un panel para atender casos de impericia médica, una medida que desliga la figura del Contralor Electoral de la Comisión Estatal de Elecciones y el proyecto de administración que busca crear un fondo de $100 millones para ayudar a municipios por recaudos dejados de devengar a causa del paso del huracán María. La Cámara enmendó la pieza para aumentarlo a $500 millones.

El Senado introdujo enmiendas al proyecto que agiliza las adopciones, una pieza de Méndez, y la Cámara no ha anunciado si concurre con las enmiendas.

Camino a La Fortaleza, están las dos versiones de reforma juvenil, además del Código Anticorrupción y el proyecto de Nuevo Gobierno.


💬Ver 0 comentarios