Jenniffer González. (GFR Media)

Washington - Jenniffer González –a quien el liderato legislativo del Partido Nuevo Progresista (PNP) quiere para el puesto de gobernadora por el resto del cuatrienio– se describe a sí misma en su página oficial como una activista republicana y promotora de la estadidad.

Si Wanda Vázquez, en acuerdo con el liderato legislativo, decidiera nombrarle secretaria de Estado y renunciar para dejarle la gobernación, en González recaerá la encomienda principal de dar credibilidad al gobierno de la isla, navegar en las tempestades de Donald Trump y cumplir con las altas expectativas del pueblo.

En 2016, González hizo tándem con el exgobernador Ricardo Rosselló Nevares. Tras obtener el 48.8% de los votos –unos 23,500 sobre el candidato popular, Héctor Ferrer Ríos–, González se convirtió en la primera mujer en ser comisionada residente en Washington, puesto al que juró el 3 de enero de 2017.

González acaba de cumplir 43 años. Producto de la escuela pública, obtuvo un bachillerato en Ciencias Políticas en la Universidad de Puerto Rico. Sus estudios en leyes los hizo en la Universidad Interamericana, donde completó una maestría en Derecho.

La comisionada ha sido funcionaria electa por 17 años, tras ganar en una elección especial el escaño en la Cámara de Representantes. Todos sus puestos de alto nivel han sido de carácter legislativo.

De 2009 a 2012, González fue presidenta de la Cámara de Representantes. Es, además, presidenta del Partido Republicano de Estados Unidos en Puerto Rico.

Tras la publicación del vergonzoso chat en el que Rosselló Nevares, junto con principales colaboradores, se burló e insultó a amplios sectores de la sociedad, pidió la renuncia del ahora exgobernador como presidente del PNP. Tardó una semana en reclamar su salida de la gobernación.

En medio de la incertidumbre bajo la cual Pedro Pierluisi asumió la gobernación, González –quien estuvo en viaje oficial del Congreso del 27 de julio al 1 de agosto– evitó darle un espaldarazo.

En la Cámara federal, González ha sido parte, como es tradición para un comisionado, del Comité de Recursos Naturales. En esta sesión, en minoría, pertenece además a las comisiones de Ciencia y Tecnología, y de Transporte.

Desde el Congreso, tuvo que lidiar con la emergencia que causó en Puerto Rico, a partir del 20 de septiembre de 2017, el huracán María. Ha destacado la asignación de cerca de $49,000 millones en fondos federales para mitigar la catástrofe.

Pero, ha tenido además que lidiar con los exabruptos e insultos, hacia Puerto Rico y sus líderes, de parte del presidente Donald Trump, a cuya campaña de reelección decidió vincularse a finales de junio, luego de haberlo rechazado en 2016. A su vez, Trump, junto con líderes republicanos del Congreso, ha puesto un muro a la estadidad.

En momentos en que el gobierno federal impone más restricciones a la isla en el acceso a fondos de emergencia, debido a los recientes casos de corrupción y la crisis política y constitucional del último mes, el exsecretario de Estado y expresidente del Senado Kenneth McClintock cree que los vínculos de González con el Partido Republicano “pueden beneficiar a Puerto Rico”.

Rosselló Nevares, afiliado aquí a los demócratas, llegó a decir que quería darle un puño a Trump, muy impopular en la isla. “Ella va a poder agilizar mejor los fondos que cualquier otra persona”, dijo McClintock, amigo de González.

El exgobernador Aníbal Acevedo Vilá considera que “el problema de credibilidad que tiene Puerto Rico en Washington es a causa de la corrupción y la falta de efectividad del gobierno del PNP, no es un problema de republicanos versus demócratas”.

El senador Juan Dalmau, del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), recordó, por su parte, en su cuenta de Twitter que ha sido el mismo liderato del PNP el que “ha secuestrado al país por tres semanas”.


💬Ver 0 comentarios