La Junta de Supervisión Fiscal celebró ayer, en el edificio Alexander Hamilton de la ciudad de Nueva York, la última de tres reuniones que preceden a la aprobación de un nuevo plan fiscal, debido a las consecuencias del paso del huracán María por la isla. (horizontal-x3)
La Junta de Supervisión Fiscal celebró ayer, en el edificio Alexander Hamilton de la ciudad de Nueva York, la última de tres reuniones que preceden a la aprobación de un nuevo plan fiscal, debido a las consecuencias del paso del huracán María por la isla.

El mandato que el Congreso estadounidense dio a la Junta de Supervisión Fiscal (JSF) para sanear las finanzas públicas y facilitar el acceso de Puerto Rico a los mercados de capital parece pender de un hilo, pues la reforma contributiva federal y el empobrecimiento que experimentan los trabajadores de la isla atentan contra la posibilidad de que la isla regrese a una senda de crecimiento económico.

Ayer -aunque con perspectivas distintas- sobre una decena de académicos, empresarios, líderes sindicales y ciudadanos instaron a la Junta de Supervisión Fiscal (JSF) a que tome acciones concretas -tanto en la capital federal como en Puerto Rico- para que la economía se recupere antes de aprobar un plan fiscal que apueste nuevamente a la austeridad a pesar de los estragos causados por el huracán María.

Sin embargo, las recomendaciones que empresarios, académicos y líderes obreros hicieron a la JSF son tan diversas y complejas como la magnitud de la crisis que el ente federal debe abatir.

“Esto es algo sin precedente, lo que estamos encarando. Estamos intentando descifrar todo esto”, dijo, en una especie de suspiro, el economista y asesor de la JSF, Andrew Wolfe, al subrayar que no todos los insumos que recibió la JSF serán parte del plan fiscal.

“Sería de tontos decir que esta no va a ser una tarea difícil. No hay duda de eso”, agregó Wolfe. Señaló que espera que el plan que se apruebe “proteja” a quienes deben estar protegidos y resulte en fomentar las condiciones para una economía viable.

Las palabras del economista clausuraron la última de tres sesiones de diálogo de la JSF en preparación para el plan fiscal que el gobierno debe presentar el próximo 22 de diciembre. La JSF espera certificar el plan para febrero de 2018.

La sesión de ayer fue la única que se llevó a cabo en la ciudad de Nueva York. Allí, en el edificio Alexander Hamilton, empresarios y  líderes obreros de Puerto Rico -en lo que representa un cambio de postura- dijeron ante la JSF estar disponibles para confeccionar un nuevo plan fiscal.

Por la JSF, a la sesión asistió su presidente, José B. Carrión, y los directivos Andrew Biggs, Ana Matosantos y el juez Arthur González, así como la directora ejecutiva, Natalie Jaresko.

El mayor peligro 

“Mientras estamos aquí, enfrentamos una amenaza por mucho más destructiva que cualquier otra cosa que hayamos encarado en el pasado, más dañina que (el huracán) María y otros desastres naturales que Puerto Rico ha visto en el último siglo”, dijo el exdirector de la Compañía de Fomento Industrial Antonio Medina Comas en referencia a la reforma contributiva federal que aprobaron las cámaras legislativas federales y que está ahora mismo ante un comité de conferencia del Congreso que debe reconciliar las dos versiones. 

“¿Cómo esta Junta Fiscal puede cumplir con los objetivos de (la ley) PROMESA si se da una acción congresional que lleve a una contracción significativa de la economía de Puerto Rico?”, cuestionó Medina Comas.

El ejecutivo instó a la JSF a que hoy, durante su undécima reunión pública, adopte una resolución para respaldar la postura del gobernador Ricardo Rosselló Nevares en materia tributaria federal. También emplazó a la JSF a crear un grupo de trabajo multisectorial que elabore un nuevo plan de desarrollo para la isla.

Políticas de pobreza

Según el académico Héctor Cordero Guzmán, quien dicta cátedra en el Baruch College en la Universidad de la Ciudad de Nueva York (CUNY), la JSF erró en sugerir un crédito por ingreso devengado (EITC, en inglés) en sustitución de los programas de asistencia social. La sugerencia surgió en el verano, cuando la JSF presentó un informe al Congreso.

En palabras simples, según Cordero Guzmán, el EITC sirve para personas que trabajan y en Puerto Rico, el problema principal se centra en el disloque en la oferta laboral y quienes están disponibles para hacerlo.

 De acuerdo con Cordero Guzmán, los datos demuestran que, en Puerto Rico, el aumento de participantes en programas de beneficencia como el Programa de Asistencia Nutricional (PAN) está directamente relacionado con el disloque del mercado laboral por decisiones congresionales como el fin de la sección 936.

Cordero Guzmán instó a la JSF a solicitar paridad en los programas de asistencia para la isla, pues la mera eliminación de beneficios marginales no creará mayor actividad económica en la isla.

Los planteamientos de Cordero Guzmán encontraron frustración en Biggs, quien sostuvo que el paquete de beneficios marginales que se otorga en la isla, en parte, explica una brecha de hasta el 20% entre lo que gana un trabajador en Puerto Rico versus en el estado de la Florida.

Biggs, quien causó encono en la audiencia por reírse al escuchar los planteamientos de los ponentes, dijo que los reclamos de más inversiones y más dinero cuando la isla recibió millones por endeudamiento no guardan relación con la necesidad de hacer cambios profundos a la economía de la isla. De lo contrario, dijo Biggs, en 20 años, Puerto Rico seguirá encarando los mismos problemas.

 Ramo de olivo sindical

Julie Kushner, directora para la región 9A de la United Auto Workers, que incluye a Puerto Rico, sostuvo que los bonistas no deben cobrar un centavo hasta que se entienda con claridad la magnitud de la ayuda que necesita la isla tras el paso del huracán María.

Kushner sostuvo que las medidas adoptadas a la fecha por el gobierno contribuyeron a la caída en el empleo en Puerto Rico, siendo la aprobación de la Ley 7 de Emergencia Fiscal en el 2009, una de las políticas que ha empobrecido a los trabajadores en la isla. 

“Lo que he visto allí (en Puerto Rico) no lo he visto en ninguno de los estados”, dijo Kushner al criticar las condiciones de trabajo en la isla y que familias de clase media vivan con un salario anual promedio de $18,000.

Kushner sostuvo que eliminar beneficios como la licencia por maternidad o el bono de Navidad sería quitar “la pequeña red de seguridad” que tienen los trabajadores en la isla.

“Creemos que tienen una oportunidad, en realidad, tienen una elección que hacer. Tienen que mirar a Puerto Rico con una mirada nueva y fresca”, dijo Kushner a los integrantes de la JSF. “Queremos hacer eso (pedir ayuda a EE.UU.) con ustedes, no en oposición a ustedes”

“El huracán, probablemente, nos dio la oportunidad de ir juntos al gobierno federal y decir que tiene que haber ayuda real y recuperación en Puerto Rico”, indicó Kushner.

 Ángel Figueroa Jaramillo, presidente de la Unión de Trabajadores de la Industria Eléctrica y Riego (UTIER), indicó que, a pesar de “no creer” en una junta de control fiscal, se debe escuchar a los trabajadores, luego de que “economistas y abogados” contribuyeran, a lo largo de décadas, al colapso económico y fiscal de la isla.

Jaramillo conminó a la JSF a sacar de raíz la política partidista de la gestión de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) y mejorar los procesos de contratación en la corporación, algo que no pasará con la designación de un nuevo síndico por parte del gobierno.

Roberto Pagán, líder del Sindicato Puertorriqueño de Trabajadores, indicó que la probabilidad de que la isla mejore económicamente o de que los puertorriqueños no se muden a Estados Unidos es nula si el poder adquisitivo de los trabajadores sigue en descenso. 

“Los sueldos y salarios han retrocedido a sus niveles de 2004 y continúan disminuyendo”, aseveró Pagán.

Menos dinero en el bolsillo implica menos compras a los negocios que operan en la isla y a su vez, menos recaudos para cubrir las operaciones del gobierno o el pago de la deuda pública.

Pagán agregó que inversiones sustantivas en infraestructura son claves para que surjan y crezcan empresas locales, claves para el desarrollo sustentable de una sociedad.

“La llamada reforma (laboral) de enero de este año no produjo nuevas oportunidades de negocios, expansión comercial o inversiones. En cambio, la situación económica ha empeorado”, dijo Pagán en alusión a las leyes aprobadas en el tema por la administración Rosselló Nevares.

La visión empresarial

Para el empresario Federico Stubbe, así como para la experta en inversiones Myrna Rivera, Puerto Rico tiene recursos propios para recuperarse, pero estos necesitan coordinarse.

Stubbe opinó que los problemas de Puerto Rico emanan de la falta de representación de la isla en el Congreso, de un proceso de permisos que impide el desarrollo y de una pésima proyección en el exterior, aun cuando otras ciudades también encaran problemas de pobreza y corrupción.

“En nuestra búsqueda de ayuda, solo mostramos nuestra cara fea, esa de la pobreza y ausencia de esperanza”, dijo Stubbe, quien dijo que lo molestar competir, siempre que no se le pida hacerlo “con una mano atada a la espalda”.

Mientras, según la fundadora de Consultiva Internacional, Myrna Rivera, Puerto Rico necesita crear unos 350,000 empleos para recuperar la senda de crecimiento. 

Para lograrlo, dijo Rivera, urge un nuevo marco institucional que, tras haber perdido “el compás moral” en lo que atañe a la gestión de valores e inversiones en la isla, se fomente el deber fiduciario de las diversas entidades. Ello, a su vez, será esencial para que los inversionistas locales que perdieron buena parte de su capital en instrumentos de Puerto Rico, recuperen la confianza en la isla como destino de inversión.

De acuerdo con Rivera, si se fomenta un ecosistema de inversión privada bien estructurado, Puerto Rico podría utilizar el capital que queda de los puertorriqueños para promover la inversión que necesita la isla, un ejercicio que se ha hecho en diversos lugares de Estados Unidos y donde son los planes de inversión los que han invertido en el desarrollo de las comunidades.


💬Ver 0 comentarios