Cuatro de los precandidatos a la gobernación por el PPD piden que no se apruebe el Código Electoral.

Cuatro de los cinco precandidatos a la gobernación por el Partido Popular Democrático (PPD) hicieron un llamado hoy, viernes, al presidente del Senado, Thomas Rivera Schatz, a que desista de sus intenciones de aprobar la semana que viene el Código Electoral.

Sostuvieron que se trata de un burdo intento del Partido Nuevo Progresista (PNP) de robarse las elecciones y de un ejercicio legislativo carente de consenso.

En una conferencia de prensa en la sede del PPD, Charlie Delgado, Eduardo Bhatia, Roberto Prats, Juan Zaragoza y los senadores Aníbal José Torres y José Luis Dalmau Santiago denunciaron que el partido en el poder quiere cambiar las reglas de juego a menos de un año de las elecciones mientras esconde las enmiendas que se introducirán a la pieza legislativa.

La alcaldesa de San Juan, Carmen Yulín Cruz Soto, no pudo acudir por encontrarse fuera del país.

Esta semana próxima también se aprobará, sin mayor discusión, el Código Civil.

“Lo que está buscando el PNP es que, en medio del juego, trastocar las reglas. No se dan vistas públicas, no hay participación del pueblo para estos cambios tan drásticos. Se está trastocando el balance político en la gestión electoral y el balance político se da dentro del contexto de lo que es la desconfianza”, dijo Delgado al aludir a la dinámica en que cada partido vela porque el contrario haga las cosas como se debe. “Todo se está trastocando, sacando del medio a los partidos y lo pones en manos de instrumentalidades del gobierno… eso genera desconfianza”.

El proyecto, por ejemplo, aumenta las prerrogativas del presidente de la Comisión Estatal de Elecciones (CEE), el que será seleccionado por el Tribunal Supremo de Puerto Rico. La medida fue atendida durante una vista pública de más de 10 horas en junio pasado y luego de esta Rivera Schtaz indicó que aceptaría enmiendas a la pieza legislativa porque el proyecto “no estaba escrito en piedra”. Según Torres, el presidente legislativo le indicó que conformaría un comité de trabajo con representación de cinco populares para acordar las enmiendas, pero la invitación para la reunión nunca se dio.

“El propósito detrás de todo eso es robarse las elecciones. No hay la más mínima duda de eso… estás provocando, incitando al fraude electoral y trastocas la democracia y el balance electoral”, dijo Delgado.

El también precandidato, Juan Zaragoza, insistió en las bondades del sistema electoral actual basado en el balance partidista y donde, según él“se establecen controles mínimos para asegurar la calidad de ese voto”.

“Ese balance no se puede trastocar. La estrategia del PNP viene con la excusa de facilitar el voto y lo que quieren es desmantelar un andamiaje de controles en cuanto a los encamados y el voto ausente con la excusa de facilitar el voto… un voto inválido neutraliza un voto válido”, dijo.

Prats, por su parte, indicó que el asunto es de tal gravedad que la ciudadanía debe tirarse a las calles.

“Quieren cambiar las reglas de juego electorales a menos de un año de las elecciones y sin consenso. Aunque el proyecto estuviera colmado de virtudes, ¿vale la pena cambiar las reglas a un año de las elecciones?”, se preguntó. “Este intento de Thomas Rivera Schatz es el equivalente senatorial a la sorpresa que recibió el país en el verano del 2019 con el chat del gobernador. Nadie espera que, a menos de un año de las elecciones la Asamblea Legislativa, Pedro Pierluisi y el PNP se prestaran para ofrecer unas nuevas reglas con las que solamente ellos están de acuerdo.  Es un intento burdo de tumbarse las elecciones del 2020”, dijo.

“Este es el momento para que aquellos que levantaron sus voces en el verano entiendan que esto es tan severo a la democracia como lo que pasó allí (en el Viejo San Juan). Hay que protestar este intento, igual los cambios en el Código Civil. Faltan tres días para que termine la sesión en la Asamblea Legislativa y ninguno ha leído el proyecto. Esto es irresponsable por demás”, finalizó el también exsenador.

En el caso de portavoz popular, Bhatia recalcó que el tema electoral va más allá de los partidos políticos e impacta el día a día de la prensa y de todo el país.

“Las (organizaciones) sin fines de lucro, los movimientos laborales, las escuelas de derecho… ¿dónde están los movimientos que no han participado por falta de legitimidad?”, cuestionó. “La petición es que este proceso se detenga hasta que haya un consenso… que esto pare inmediatamente, que haya un cese y desista de este intento de manipular la ley electoral”.

Dalmau Santiago planteó que la decisión del PNP de, como él dijo, cambiar las reglas a mitad de juego, se asemeja a la movida del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, de modificar la Constitución de su país para poder ser reelecto.

“Quiere permitir el fraude”, dijo. “Esto es para robarse las elecciones”.

Fue Torres quien enumeró las fallas, a su juicio, del proyecto de ley. Insistió en que se le dejaron saber a Rivera Schatz y no ha recibido respuesta, por lo que la Junta de Gobierno del PPD determinó el miércoles expresarse en contra de la medida.

Torres mencionó cómo, según él, el nombramiento del presidente de la CEE por parte del Tribunal Supremo viola la separación de poderes y cómo se criminaliza el proceso de recusación de un elector que prácticamente hace imposible que se le impugne el voto de un ciudadano, por ejemplo, por razones de residencia.

“Para documentar que una persona no reside en el municipio hay que tomar fotografías, levantar testimonios de familiares, de vecinos y eso se lleva a la Junta Local. Ahora, si hiciera esa gestión de tomarle una foto cuando llegue a la casa me pueden acusar criminalmente por acecho”, sostuvo Torres.

“Es tratar de hacer el proceso más difícil para que no se dé la recusación”, sostuvo.

Según Torres, el proyecto permite que cualquier ciudadano que viva fuera de Puerto Rico pueda votar al hacer una transferencia sin tener que ir físicamente a una Junta de Inscripción Permanente. También advirtió que cualquier persona podrá votar al permitir que se acepten una serie de identificaciones alternas a la identificación electoral.

“Aquí se abre el voto adelantado y el voto ausente a todo el que lo solicite”, dijo.

A su juicio, el voto electrónico a ser permitido el año que viene para el voto adelantado y el voto ausente daría paso a que un ciudadano pueda votar dos veces: electrónicamente y luego en un colegio electoral. Advirtió también que el proyecto les quita a los comisionados electorales la legitimación activa de levantar pleitos en los tribunales por asuntos administrativos de la CEE como fue, por ejemplo, las querellas que terminaron en un caso civil en la CEE por el movimiento irregular de vagones con ayuda humanitaria por el paso del huracán María.

Otro elemento del proyecto le permite a un candidato rechazado por su partido para aspirar en la papeleta a ser certificado por la CEE, incluso para ser el aspirante de la colectividad que lo rechazó, sin recoger cierta cantidad de endosos.  Además, la medida ordena al presidente de la CEE a hacer las gestiones que tenga que hacer en Puerto Rico o en el Congreso para que se viabilice un plebiscito o consulta de estatus.

“Lo que queremos es que el país conozca que esto se está dando. Hay la posibilidad de que aprueben tres códigos de gran impacto para los puertorriqueños sin vistas públicas, sin participación ciudadana, a la trágala y sin participación de las minorías”, dijo Torres.


💬Ver 0 comentarios