El Partido Nuevo Progresista (PNP) no certificó a Samuel Pagán por ocultar información. (GFR Media)

Entre los 30 aspirantes certificados por la Comisión Estatal de Elecciones (CEE) como candidatos independientes para escaños legislativos figuran el senador Abel Nazario y el exrepresentante Samuel Pagán, ambos investigados por las autoridades, el primero en el foro federal y el segundo en el plano estatal.

Pagán, quien tuvo que renunciar a su escaño legislativo, fue descalificado por el Partido Nuevo Progresista (PNP) por omitirle información a la colectividad. Decidió correr de manera independiente al cargo de representante del distrito 35 que comprende los municipios de Las Piedras, Humacao, Naguabo.

En su corta estadía en la Legislatura, Pagán estuvo involucrado en dos incidentes que provocaron su dimisión. El primero responde a una demanda radicada en los tribunales en agosto de 2017 por deudas ascendentes a $11,790, suma que incluía $2,500 para un implante de cabello.

Luego Pagán fue señalado por la otorgación del contrato a la empresa International Legislative and Government Consulting Group que llevaba a cabo funciones que se supone les correspondían a los empleados regulares de la oficina.

Aun así, Pagán y su esposa Nancy Malavé Toro fueron contratados por el Departamento de Educación para trabajar como maestros.

Mientras, Nazario fue rechazado por el PNP como aspirante a senador por acumulación ya que está acusado por un gran jurado federal por presuntamente idear un esquema de empleados fantasmas mientras todavía era alcalde de Yauco para que estas personas lo ayudaran en su campaña para convertirse en senador por acumulación.

Ante el rechazo, Nazario -quien alega ser inocente de las acusaciones federales que enfrenta- optó por aspirar de manera independiente al cargo de senador por acumulación


💬Ver 0 comentarios