Sólo dos de seis criadores bona fide se han beneficiado del programa de incentivos agrícolas (horizontal-x3)
Sólo dos de seis criadores bona fide se han beneficiado del programa de incentivos agrícolas. (GFR Media)

Dentro de un negocio que supuestamente genera $80 millones al año, sólo seis criadores de gallos de pelea se han certificado como agricultores bona fide dentro de un universo de 200,000 criadores de estos animales.

La cifra global de 200,000 criadores fue provista la semana pasada por propulsores del negocio de las peleas de gallo al hacer referencia a la cantidad de criadores certificados durante los pasados 10 años. Sin embargo, esta mañana, Carlos Rodríguez, subsecretario de Innovación y Comercialización Agrícola, una división dentro del Departamento de Agricultura, dijo que sólo un puñado ha decidido certificarse como agricultores bona fide, lo que significa que el 50% más un centavo de sus ingresos provienen de la actividad agrícola que representa criar estos gallos.

Sólo dos de seis criadores bona fide se han beneficiado del programa de incentivos agrícolas, a razón de $70,000 para uno y $30,000 para el otro.

En una vista pública en la Cámara de Representantes presidida por José “Che” Pérez Cordero, Rodríguez indicó que cifras del año fiscal 2016-17 apuntaron a que en la isla hay 107,340 gallos de pelea valorados en $27 millones.

Un criador, típicamente, mantiene un gallo hasta los cinco a seis meses y luego lo venden al gallero. En la isla hay de 2,000 a 3,000 galleros.

“Muchos de estos son profesionales, no mezclan (sus ingresos) con el negocio de los gallos”, dijo Rodríguez. “No participan. Lo tienen como un hobby prácticamente y no les interesa participar de la exención contributiva. Son médicos, ingenieros, abogados… gente que tienen negocios propios y lo tienen como hobby”, agregó.

El Departamento de Agricultura, en una ponencia firmada por el secretario Carlos Flores Ortega, consignó su oposición a la prohibición legislada en el Congreso Federal de las peleas de gallo.

“El Departamento de Agricultura apoya la permanencia de la casta y la crianza realizada por la industria de gallos de pelea en Puerto Rico”, dijo Rodríguez. “Trabajaremos y apoyaremos cualquier iniciativa que tenga, como fin, el bienestar de nuestros agricultores y en este caso la industrial del pico y las espuelas”.

A la vista de hoy se excusaron el Departamento de Recursos Naturales (DRNA) y Ambientales y la Compañía de Turismo.

“Turismo y el DRNA serán citados nuevamente. No me voy a limitar a un mero memorial. Es un asunto importante, no sé si para ellos, pero para el pueblo de Puerto Rico sí”, dijo Pérez Cordero.

En la ponencia del DRNA, su secretaria Tania Vázquez Vega indica que la dependencia no tiene “el expertise ni la autoridad en temas relacionados con el deporte de las peleas de gallo”.

En el caso de la Compañía de Turismo, su directora ejecutiva Carla Campos, sostuvo en su memorial que la investigación de la Cámara “se sale del conocimiento especializado de la Compañía de Turismo”.

“Hay agencias que dicen que no tienen nada que ver”, sostuvo Pérez Cordero al hacer alusión a los memoriales. “Me sorprende y por eso los queremos aquí.

Hay un movimiento al exterior de estos ejemplares y me parece irresponsable que despachen el asunto diciendo que no tienen nada que ver”.


💬Ver 0 comentarios