La gobernadora consideró que las alegaciones del senador republicano de que ha habido malversación de fondos en su administración están “basadas en conjeturas”, son injustas y “sugieren motivos ocultos”. (Vanessa Serra Díaz)

A nuestra audiencia: El Nuevo Día te ofrece acceso libre de costo a su cobertura noticiosa relacionada con el COVID-19. Si quieres apoyar nuestra misión de brindarte información verdadera, pertinente y útil ahora y después de la emergencia, te exhortamos a suscribirte en suscripciones.elnuevodia.com.

Washington - La gobernadora Wanda Vázquez Garced entregó al senador republicano Charles Grassley información que mantuvo confidencial sobre el escándalo de los fallidos contratos millonarios para pruebas rápidas de coronavirus, junto a una carta en la que le imputó difundir “acusaciones infundadas” y denunció a la Junta de Supervisión Fiscal (JSF) por crear “polémicas” innecesarias.

En una carta con fecha del 27 de abril, el plazo dado por Grassley para responder a un requerimiento de información sobre escándalos de este cuatrienio del gobierno del Partido Nuevo Progresista (PNP), la gobernadora Vázquez Garced aseguró al senador, presidente del Comité de Finanzas del Senado estadounidense, que las investigaciones sobre el escándalo sobre las pruebas de coronavirus - en manos del FBI y el Departamento de Justicia de Puerto Rico-, son una prioridad suya.

Pero, consideró que las alegaciones del senador republicano de que ha habido malversación de fondos en su administración están “basadas en conjeturas”, son injustas y “sugieren motivos ocultos”.

“Sus comentarios parecen haber sido inspirados por individuos con una agenda personal que buscan empañar la reputación de Puerto Rico…Es particularmente preocupante que sus acusaciones llegan en un momento de gran angustia en Puerto Rico y el mundo, cuando tiempo precioso y recursos deberían utilizarse para abordar nuestra crisis humanitaria colectiva”, indicó.

Al aludir a expresiones del coordinador de la Casa Blanca para la Recuperación de Puerto Rico, el contralmirante Peter Brown, en el sentido de que el gobierno puertorriqueño ha implantado “mecanismos de control interno muy fuertes” para combatir la corrupción, Vázquez Garced afirmó que la carta que le envió Grassley el pasado 13 de abril “socava estos esfuerzos al difundir acusaciones infundadas que manchan la reputación de Puerto Rico”.

En su carta, Grassley – quien tiene a su cargo temas de Puerto Rico como el acceso a fondos de Medicaid, y asuntos contributivos que reflejan la inequidad en el trato a la isla-, reclamó a la gobernadora detalles sobre escándalos de este cuatrienio del gobierno de Puerto Rico, principalmente los fallidos contratos por más de $40 millones para adquirir pruebas rápidas de detección del coronavirus.

Grassley advirtió entonces que para examinar “futuras solicitudes de ayuda a la Isla”, era requisito que la gobernadora pudiera aclararle las denuncias de “malversación” de fondos públicos en contra del gobierno de Puerto Rico.

El senador expresó preocupación y pidió detalles sobre las investigaciones en torno a los contratos para la compra de pruebas rápidas de detección del coronavirus, el escándalo sobre el almacén de suministros de Ponce, el contrato con la empresa de energía Whitefish, la guagua blindada de $245,000 adquirida por el exgobernador Ricardo Rosselló Nevares y las razones para la renuncia reciente de altas funcionarias del Departamento de Salud, entre otras cosas.

Hizo alusión a que en el caso de los contratos de pruebas de coronavirus, veía un “acaparamiento y asignaciones" a base de política partidista. “Esa declaración es patentemente falsa”, sostuvo la gobernadora, en un tono desafiante, y al afirmar que “he tenido cero tolerancia para la corrupción”.

El gobierno de Puerto Rico divulgó esta tarde la carta, pero sin entregar las decenas de páginas en que le dio al senador algunos detalles que describió como "confidenciales" sobre las investigaciones.

La gobernadora afirmó al senador Grassley que compartía con la carta “toda la información relevante” sobre los contratos fallidos con las empresas Apex General Contractors y 313 LLC que podía divulgar tomando en cuenta que las investigaciones “están en curso”. "...Cuando la investigación se haya completado, compartiremos toda la información que legalmente podemos divulgar”, agregó la gobernadora.

Pero, también subrayó que “muchas entidades gubernamentales han tenido que abordar las consecuencias imprevistas de los procesos acelerados de contratación pública en medio de una crisis”. En ese sentido, la gobernadora le mencionó a Grassley denuncias de malversación de fondos en Nueva Orleans tras el huracán Katrina y en Nueva Jersey luego de la tormenta Sandy.

Además, hizo alusión a los cargos de corrupción contra funcionarios de FEMA y el entonces presidente de la empresa Cobra Energy, en torno a los contratos otorgados después del huracán María en Puerto Rico.

Denuncias contra la Junta

Vázquez Garced dijo que han compartido también información solicitada por la Junta de Supervisión Fiscal (JSF) en torno a los contratos. Pero acusó a la Junta de estar “participando en campañas innecesarias de redacción de cartas mientras crea demoras e ineficiencias que podrían resolverse fácilmente con una llamada telefónica”.

Puso como ejemplo las recomendaciones presentadas por la Junta el pasado viernes sobre el uso que sugieren para los $2,200 millones asignados al gobierno de Puerto Rico por la ley de estímulo económico Cares para estabilizar las finanzas en medio de la emergencia del coronavirus.

Si bien apreciamos la iniciativa de la Junta de Supervisión, su fracaso en siquiera intentar tener una línea directa de comunicación con esta administración en un asunto tan importante es sorprendente, incluso cuando el establecimiento de políticas públicas no está dentro del alcance de PROMESA. Al igual que con todas las recomendaciones recibidas por esta administración, y de acuerdo con su compromiso con la transparencia y los más altos estándares éticos, consideraremos las solicitudes de la Junta de Supervisión. Esperamos que en el futuro este tipo de cartas, que a menudo contienen comentarios polémicos sin fundamento y pacen responder a las presiones públicas, ya no sean necesarias”, mantuvo la gobernadora.

Lee el documento:

Gobernadora Wanda Vázquez G... by El Nuevo Día on Scribd

“Escribimos cartas para que exista la máxima transparencia en los problemas que planteamos”, respondió, por su parte, la directora ejecutiva de la Junta, Natalie Jaresko, en una declaración.

Con respecto a las explicaciones que le solicitó Grassley sobre las renuncias de la exsecretaria de Salud Concepción Quiñones Longo, la exepidemióloga del estado Carmen Deseda y la ex secretaria auxiliar de Salud Adil Rosa, la gobernadora sostuvo que “la rotación de trabajadores del gobierno es muy común”.

Inequidades

En la carta, la gobernadora agradece a Grassley la reciente aprobación de un aumento en los fondos de Medicaid y se queja de las inequidades en el trato que le otorga el Congreso a Puerto Rico debido a su status territorial (colonial).

También defiende las medidas que ha tomado durante la emergencia del coronavirus.

El senador Grassley será clave en cualquier debate del Congreso sobre nuevas solicitudes de fondos para la Isla, tanto en torno a mejoras futuras en el acceso a Medicaid, como en torno a créditos contributivos por ingresos devengados (EITC), niños dependientes (CTC) o para incentivar la inversión manufacturera en la isla.


💬Ver 0 comentarios