Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

“Yo no gané, la gente ganó” (semisquare-x3)
Bernardo “Betito” Márquez, quien aspira a la alcaldía de Toa Baja por el Partido Nuevo Progresista, se enfrentará en estas elecciones a Charlie Costales, del Partido Popular Democrático. (Angel Luis García)

Es cooperativista, un líder comunitario y el domingo sorprendió al País arrebatándole la alcaldía de Toa Baja al veterano Aníbal Vega Borges. Su norte está claro, sacar a este municipio del hoyo presupuestario en que se encuentra mediante el cooperativismo como plan de negocio.

“Creo en la gobernanza democrática a través de consejos comunitarios conectados con la legislatura municipal para ejecutar  política pública (que se necesita)”, asegura Bernardo “Betito” Márquez, quien aspira a la alcaldía de Toa Baja por el Partido Nuevo Progresista (PNP), escaño que se debatirá contra su contrincante por el Partido Popular Democrático, Charlie Costales.

Usted fue la sorpresa de las primarias, tanto en el bando de Ricardo Rosselló como en el de Pedro Pierluisi. ¿A qué le atribuye su victoria? Aníbal Vega Borges se lo achacó a una campaña efectiva,  la participación en la elección de  no afiliados al Partido Nuevo Progresistas  y un cambio que se quería.

A un cambio que el pueblo quiere ante la falta de participación activa en las decisiones del pueblo. Este es un pueblo donde siempre ha habido líderes que trabajan en actividades, pero eso se perdió. Se centralizó el control, el poder y no se hacía nada que no pasara por manos del alcalde (Vega Borges). Eso fue entorpeciendo procesos naturales en las comunidades. Mi mensaje es uno: construir un pueblo. Creo en la participación ciudadana porque nací y crecí en eso. Me parece que lo que ocurrió en Toa Baja es que se escuchó el mensaje. Yo no gané, la gente ganó. Se levantó y se atrevió a salir de ese grado de intimidación.

¿Qué está pasando en Toa Baja que pidió un cambio  con su elección (en las primarias del PNP)?

-En los años de Vega Borges como representante, todos lo respetamos y admiramos. Él me reclutó para que corriera para representante en el 2003-2004 porque vio mi servicio comunitario. No conocía ese mundo (político previamente). Luego él (Vega Borges) fue cambiando a ser una persona enfocada en si misma, quizás temeroso de perder el control, y eso no valida esa visión comunitaria. Hay unos contratos (municipales que se cuestionan) y unos señalamientos en Informes del Contralor,  Todo eso hace que yo dijera: “basta ya”.

¿Cómo va a enderezar las finanzas del municipio? En el último Informe del Contralor, en abril, se encontraron 18 hallazgos, como déficit presupuestario y sobregiros. Además, dicen que se han otorgado muchos contratos a terceros. ¿Cómo va a trabajar con eso?

Sustituyendo el malgasto por gastos responsables. Las decisiones tienen que estar en las necesidades del pueblo.  Hay que hacer una auditoría de las finanzas y tener verdadera participación ciudadana porque se va a llamar a una fiscalización ciudadana. Al final del camino, uno es el administrador del pueblo, no el dueño del pueblo.  Los políticos quieren el control porqueles permite repartir, pero uno no debe tener miedo a una participación y fiscalización ciudadana. Me quiero reunir con Mario Marazzi (del Instituto de Estadísticas) y establecer un proyecto de transparencia. Tener una página (de Internet) manejada por el Instituto de Estadísticas.  Igual que en la educación, que las comunidades sepan los parámetros de las distintas escuelas. Poner en pantalla (web) lo que pasa en sus escuelas. Para eso no se necesitan chavos, sino visión y planificación.

¿Qué usted quiere para Toa Baja?

Convertirlo en el primer municipio cooperativista del País y desarrollar un Instituto Municipal para la Educación. Fomentar una economía solidaria, el empresarismo, la autogestión bajo la filosofía cooperativista. Quiero promover y desarrollar la gestión comunitaria y rescatar  espacios públicos. No hacen falta más canchas, sino llenar las que hay, llevar actividades a las plazas, convertir las escuelas en centros educativos, recreativos y culturales para todas las edades. Las escuelas antes eran el centro de la comunidad. Es volver a elementos básicos que funcionaban en un momento dado, volver a la esencia de la comunidad. Igualmente, en el campo de la salud, ante una población que envejece, necesitamos prioridades, servicios para todas las comunidades. Educación, deportes, salud y seguridad tienen que ser el corazón de la comunidad. Con gobernanza democrática me interesa crear consejos comunitarios. Reconozco el mandato de la legislatura municipal, pero quiero voces y consejos de pueblo. A mí me tocaría la ejecución de ese plan.

La primaria entre Rosselló y Pierluisi fue reñida. ¿Cómo ve el PNP ahora? ¿Cree que se puede lograr esa unidad?

Hay que ver a qué aspiramos, a ganar las elecciones, a construir un país para ganar escaños o a ubicarnos como alternativa de esos escaños. No podemos estar con elementos protagónicos. Puede doler (la derrota de Pierluisi), pero hay que acatar los resultados. Hay que caminar juntos, unir voluntades.

¿Qué cree podría pasar en las elecciones generales si el PNP no logra unirse?

El mensaje tiene que estar dirigido a que la construcción de este partido es de todos. Si seguimos en tribus seguiremos diez o veinte años más con el mismo tema y los mismos resultados. Tenemos que cambiar el mensaje y reiterar en aquel  que cale en el corazón del pueblo y  tenga transparencia. Así se va a recibir el apoyo del pueblo. De eso se trata. Tenemos que autoevaluarnos. Sabemos que hay una apatía a las elecciones y a la clase política. Todos tenemos que reflexionar sobre lo que ha traído esta apatía y frustración. El mensaje es: yo quiero participar.

Estando Toa Baja en tal precaria situación fiscal, ¿es el cooperativismo la solución? ¿La gente entiende de lo que se trata?

No estoy tan claro qué la gente puede entender, pero confío en el cooperativismo. EnToa Baja hay tres cooperativas  y muchos son socios y conocensu funcionamiento. Hay que ampliar ese mensaje. No es fácil. Tengo que proveer  recursos para que se vayan organizando. En Toa Baja hay llanos y tierras y la agricultura puede ser una alternativa, al igual que la pesca. Hay que solidificar también a los pequeños comercios. El municipio tiene que ser facilitador. 


💬Ver 0 comentarios