Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.

(GFR Media)
(GFR Media)

Washington - Nunca antes se avanzó tanto, pero el proceso de status de 1989 a 1991 –que cumple esta semana tres décadas– ha quedado como el último referente de un esfuerzo tripartita para reclamar al gobierno federal que consulte a Puerto Rico sobre su futuro político.