El presidente del SPT, Roberto Pagán, dijo que  ante la falta de  apertura del gobierno para negociar,  dialogar con la Junta sería renunciar a los intereses que debieron ganar los trabajadores bajo Retiro 2020. (GFR Media)
El presidente del SPT, Roberto Pagán, rechazó la imputación de José "Quiquito" Meléndez y de Nitza Morán.

El representante novoprogresista José Enrique “Quiquito” Meléndez y la candidata a senadora por el distrito de San Juan, Nitza Morán, solicitaron a las autoridades federales y estatales una investigación de un supuesto esquema de inversionismo político y de “pay for play” por parte del candidato a la alcaldía de San Juan del Movimiento Victoria Ciudadana (MVC), Manuel Natal Albelo y el Sindicato Puertorriqueño de Trabajdores (SPT).

Los dos novoprogresistas solicitaron al Departamento de Justicia federal, al Departamento de Justicia de Puerto Rico y la Oficina del Contralor Electoral (OCE) que realice la investigación.

Indican en una carta enviada a cada una de estas agencias que Natal suscribió un acuerdo con el SPT, que es uno de los sindicatos reconocidos por el Municipio de San Juan.

“Agradecido del Sindicato Puertorriqueño de Trabajadores por la oportunidad de colaborar en la defensa de mejores condiciones laborales y el derecho a la negociación colectiva. Vamos a convertir a San Juan en un ejemplo a seguir en cuanto a salarios dignos y desarrollo económico sostenible”, lee la carta en poder de El Nuevo Día.

Meléndez y Morán aducen en la misiva que el acuerdo suscrito por Natal, “que no ha sido divulgado públicamente, representa un claro esquema de inversionismo político y “pay for play”. A cambio del acuerdo, el candidato Natal Albelo coordina de manera ilegal su campaña con la del Comité de Acción Política de la SPT”.

“El presidente de la SPT, Roberto Pagán, también es miembro confundador del MVC lo que es una clara violación al subinciso 35 del Artículo 2.004 del Código Electoral. Esto pues se trata de un gasto realizado por una entidad presidida por uno de los cofundadores del partido que beneficiar”, lee la carta.

“Además, es una comunicación claramente coordinada al públicamente mostrar apoyo y firmar acuerdos de las agendas de la entidad que realiza el gasto coordinado y el partido político y su candidato”, agrega.

Meléndez dijo a El Nuevo Día que es legal que un sindicato haga campaña política por un candidato.

“Pero lo que no es legal es que esa campaña sea coordinada, que exista una coordinación en el mensaje y en el contenido. La coordinación es evidente al estar hasta haciendo eventos en conjunto”, sostuvo el representante.

Natal no contestó llamadas de este medio a su celular.

Pagán, entretanto, negó “rotundamente” la imputación de Meléndez y de Morán.

“Estamos seguros que esa querella no va para ninguna parte y no tiene ninguna”, dijo.

Él se basa en las expresiones que ha hecho Manuel Natal de respaldar los derechos de los trabajadores y de mantener esas condiciones para los empleados de San Juan. Eso no constituye un delito. Esa campaña no es coordinada y es basada en una decisión del Tribunal Supremo de los Estados Unidos que establece que los sindicatos y otro tipo de corporaciones pueden llevar a cabo ese tipo de campaña. Llevamos haciéndolo desde el 2012”, afirmó.