El presidente del Comité de Finanzas del Senado de Estados Unidos, Charles Grassley, ha pedido información a la gobernadora sobre los escándalos del gobierno del PNP.
El presidente del Comité de Finanzas del Senado de Estados Unidos, Charles Grassley, ha pedido información a la gobernadora sobre los escándalos del gobierno del PNP. (The Associated Press)

A nuestra audiencia: El Nuevo Día te ofrece acceso libre de costo a su cobertura noticiosa relacionada con el COVID-19. Si quieres apoyar nuestra misión de brindarte información verdadera, pertinente y útil ahora y después de la emergencia, te exhortamos a suscribirte en suscripciones.elnuevodia.com

Washington.- Los emplazamientos del senador Charles Grassley a la gobernadora sobre los escándalos del gobierno del Partido Nuevo Progresista (PNP) tendrán consecuencias significativas para la Isla que pueden extenderse a una próxima sesión legislativa, dijeron el viernes los candidatos de la oposición a la comisaría residente en Washington.

La gobernadora Wanda Vázquez Garced ha considerado los reclamos de información de Grasley como un ataque a la isla e imputado al senador republicano, presidente del Comité de Finanzas del Senado, hacer acusaciones “infundadas” y planteamientos “falsos”.

El senador estadounidense, por su parte, afirmó que la gobernadora dejó sin contestar muchas de las 13 preguntas que le formuló e hizo sugerencias falsas sobre los motivos de su investigación preliminar.

“Grassley tiene un poder extraordinario. Está reclamando respuestas por hechos ciertos, lo que le hace daño a la gobernadora, pero indirectamente al país”, indicó el exgobernador Aníbal Acevedo Vila, candidato del Partido Popular Democrático (PPD) a la comisaría residente.

Zayira Jordán Conde, candidata del Movimiento Victoria Ciudadana (MVC), estuvo reunida a principios de marzo con el jefe economista del Comité de Finanzas, Jeff Wrase, y considera que Grassley ha dejado ver en sus comunicaciones a la gobernadora que quiere “lo mismo que queremos nosotros los puertorriqueños, contestaciones”.

“No conozco al senador”, dijo, pero advirtió que es evidente que, a sus 86 años, tiene todas las intenciones de seguir en el Senado, donde es el decano y presidente ‘pro tempore’.

Para el candidato del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), Luis Roberto Piñero, “más allá de que (Vázquez) le conteste a Grassley bien o mal”, la responsabilidad principal de la gobernadora es con el pueblo y la exhortó a hacer pública la información que pueda haber ofrecido de forma confidencial al senador sobre las investigaciones del gobierno en torno a los escándalos de este cuatrienio.

Piñero afirmó que desde la catástrofe del huracán María, que se complicó por la lenta e ineficiente respuesta del gobierno de Donald Trump y el freno de desembolsos ordenado por la Casa Blanca, se anuncian asignaciones multimillonarios que “el pueblo no ha sentido”.

“Cuando uno mira hacia un lado y otro de Puerto Rico, no se ve el dinero. No son dádivas”, dijo Piñero.

Grassley solicitó a la gobernadora que le precise los pasos que ha tomado el gobierno de Puerto Rico para investigar, entre otras cosas, los escándalos de los contratos fallidos para la compra de pruebas rápidas de detección del coronavirus, del almacén de suministros de Ponce, el acuerdo con la empresa Whitefish, y la compra de la guagua blindada de $245,000 hecha por el gobierno de Ricardo Rosselló Nevares, entre otras cosas.

El senador advirtió que antes de considerar nuevas solicitudes de fondos en su comité tienen que quedar claras preguntas que considera la gobernadora no respondió.

Bajo el comité de Grassley estarán no solo las próximas asignaciones de Medicad, sino posibles créditos e incentivos contributivos para la Isla y cualquier intento de revivir el proyecto 5687 de los demócratas en la Cámara baja que asignaría $4,890 millones para mitigar recientes desastres, principalmente los terremotos en Puerto Rico.

Como la Casa Blanca, Grassley frenó el proyecto 5687, que incluye financiar plenamente en la isla créditos contributivos por niños dependientes e ingresos devengados.

La propia comisionada residente en Washington, Jenniffer González, republicana como Grassley, ha denunciado los fallidos contratos sobre las pruebas rápidas de detección del coronavirus y considerado que hará más difícil las peticiones de fondos.

“Si me toca estar en Washington en enero de 2021, uno va a tener que enfrentarse a esto. Si hay un cambio de gobierno uno puede pedir una oportunidad, pero no deja de ser un problema para Puerto Rico”, sostuvo, por su parte, Acevedo Vilá.

El exgobernador indicó que debe tenerse en cuenta que la crisis económica va a estar aún presente en 2021, cuando además habrá que volver a presionar en el Congreso para que se renueven las asignaciones de Medicaid.

Piñero, por su parte, resaltó que el electorado no debe perder de vista que el manejo irregular de los fondos públicos “es un patrón que hemos visto de los gobiernos azules y rojos”.