Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.

El exsenador hará las gestiones para ser reinstalado en su profesión de abogado.
El exsenador hará las gestiones para ser reinstalado en su profesión de abogado. (Ramón “Tonito” Zayas)

Fueron nueve años “sumamente duros” en los que su vida estuvo en pausa, en los que sufrió el dolor que atravesaba su familia y en los que a pesar del tiempo y el esfuerzo, siguen intactas las cicatrices que le dejaron los diez meses de encierro.