Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.

En verano de 2016, antes de la Ley PROMESA, una determinación del Tribunal Supremo estadounidense, en el caso Sánchez Valle, consignó en blanco y negro la condición territorial de Puerto Rico. (Ilustración GFR Media / Gustavo R. Rivera)
En verano de 2016, antes de la Ley PROMESA, una determinación del Tribunal Supremo estadounidense, en el caso Sánchez Valle, consignó en blanco y negro la condición territorial de Puerto Rico. (Ilustración GFR Media / Gustavo R. Rivera)

Cuando la Junta de Supervisión Fiscal (JSF) aprobó una versión enmendada del presupuesto dejó al descubierto -otra vez- la situación colonial del país.

💬Ver comentarios