Alexandra Lúgaro indicó que es imperativo que el pueblo recupere la confianza en el gobierno. ([email protected])

Un trío de candidatos del Movimiento Victoria Ciudadana (MVC), encabezado por su candidata a la gobernación, Alexandra Lúgaro, presentó hoy, lunes, un proyecto de ley que busca combatir la corrupción y, entre medidas propuestas, establece un tope para la cantidad de puestos de confianza de confianza así como un salario máximo para jefes de agencia.

Lúgaro precisó que el proyecto de ley -que han llamado "Reforma Expedita sobre Corrupción, Administración y Transparencia Estatal- prohíbe que un jefe de agencia, ayudante, director o comisionado devengue un salario mayor al de un gobernador, que ya está establecido por la Constitución de Puerto Rico.

“Este proyecto establece topes de salarios para jefes de agencia y ayudantes especial, comisionados o directores. Ninguno devengará un salario mayor al que devenga el gobernador o gobernadora que está dispuesto en $75,000 anuales”, dijo Lúgaro en conferencia de prensa en la que estuvo acompañada por los candidatos a representantes José Bernardo Márquez y Eva Prados.

La medida presentada también eliminaría la dispensa que otorga la Oficina de Ética Gubernamental para que familiares de legisladores puedan trabajar en la Asamblea Legislativa.

“Crea una prohibición total para que ningún familiar de un legislador pueda trabajar en la Legislatura de Puerto Rico”, sostuvo Lúgaro.

Igualmente, el proyecto de ley prohibiría que “funcionarios de alto nivel”, una vez abandonen sus cargo, cabildeen en el gobierno por contratos, dijo Márquez. Precisó que la prohibición será por cuatro años luego de haber abandonado el cargo público, en lo que tradicionalmente se conoce como “un período de enfriamiento”.

En Puerto Rico existe una enorme desconfianza pública que se ha exacerbado en los últimos años. El movimiento tiene la prioridad de que se rescate esa confianza y la manera de hacerlo es con medidas contundentes”, dijo Márquez.

Igualmente, el MVC se propone limitar la cantidad empleados de confianza en las agencias de gobierno.

“Tenemos agencias en Puerto Rico donde hasta el 33% de los empleados son empleados de confianza. Esto en clara violación a un sistema de méritos. MVC está comprometido precisamente con que se acabe la pala en el gobierno”, sentenció Lúgaro.

También el MVC busca que un posible contratista del gobierno debe “certificarle a la agencia que lo va a contratar si ha sido donante político por los últimos cinco años”, afirmó Márquez como una medida de transparencia.

“Para garantizar que esa donación no responda a esa contratación que se hizo previamente. Además, mientras esté vigente ese contrato o en el proceso en que esté iniciando esa relación contractual, no va a poder donar a un candidato político o un partido político”, explicó.

Prados, por su parte, dijo que el proyecto también incluye eliminar como categoría de “confidencial” datos y documentos que deben ser públicos “y a que su vez deben estar en las páginas del gobierno”.

“La Ley de datos abiertos le va a aplicar a todos los cuerpos gubernamentales”, afirmó Prados.