Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 90 días.

Wanda Vázquez Garced. (GFR Media)
Wanda Vázquez Garced. (GFR Media)

Hace un año, una jueza del Tribunal de Primera Instancia de San Juan exoneró a la entonces secretaria de Justicia, Wanda Vázquez Garced, de cargos criminales por supuestamente intervenir, mientras ocupaba ese puesto, en un caso que involucraba a una de sus hijas.

Hoy, en un escenario radicalmente distinto al que se observó en la sala de la jueza Yazdel Ramos Colón en aquel entonces, Vázquez Garced oficializó su aspiración a la gobernación en las elecciones del 2020, bajo la insignia del Partido Nuevo Progresista (PNP), al que describió en un mensaje como "mi partido". El anuncio implica que dicha colectividad tendrá una primaria por la candidatura a la gobernación, en la que Vázquez se enfrentará al ex comisionado residente Pedro Pierluisi Urrutia.

La principal beneficiaria de los eventos que llevaron a la renuncia del gobernador (Ricardo) Rosselló es Wanda Vázquez porque, si pensamos que hace un año era una secretaria de Justicia citada en una vista de causa para arresto, hoy es gobernadora con un sector del país solicitándole que aspire a la candidatura a la gobernación, obviamente estamos hablando de una figura que ha recuperado su imagen ante la opinión pública”, sostuvo el analista político Néstor Duprey Salgado, quien también es uno de los portavoces del Movimiento Victoria Ciudadana (MVC).

La jueza Ramos Colón determinó, el 7 de diciembre de 2018, que no había causa para arresto contra Vázquez Garced por supuestas violaciones a la Ley de Ética Gubernamental y el Código Penal radicados por la Oficina del Panel sobre el Fiscal Especial Independiente (Opfei).

Tras la decisión judicial, el entonces gobernador Ricardo Rosselló Nevares ordenó la reinstalación inmediata de la secretaria a su puesto, cargo que por vía constitucional la convirtió en gobernadora el 7 de agosto, tras la salida del primer ejecutivo impulsada por las históricas manifestaciones del verano del 2019.

En la denuncia que estuvo ante la corte, los fiscales de la Opfei intentaban probar que la entonces secretaria intervino inapropiada e ilegalmente en un caso contra dos hombres acusados de cometer un escalamiento en la residencia de su hija, una pesquisa que ella calificó como “amañada” y “torcida”.

“Desde el punto de vista jurídico, la determinación que llevó a cabo el tribunal, creo que fue una correcta y cualquier persona que entienda de Derecho sabe que ahí no hubo ninguna cintilla de evidencia”, manifestó el abogado estadista Domingo Emanuelli.

Pero, tras salir airosa del tribunal, los cuestionamientos contra Vázquez respecto a su gestión al frente de Justicia no cesaron.

Luego de diciembre de 2018, por ejemplo, continuaron las interrogantes respecto a la pesquisa sobre el mal manejo de vagones y suministros luego del huracán María. Sobre esto último, la Oficina de Ética Gubernamental anunció el 5 de diciembre que había archivado una querella, en momentos en que se asomaba la confirmación de la aspiración de Vázquez Garced a la gobernación.

Hasta antes de que llegara a La Fortaleza, también había cuestionamientos sobre cómo Vázquez Garced manejaba la investigación respecto al escandaloso chat de Telegram protagonizado por Rosselló Nevares. Incluso, como parte de las protestas del verano, hubo una manifestación frente al Departamento de Justicia para exigir la renuncia de la entonces secretaria.

Cuando Vázquez Garced se convirtió en gobernadora, “tenía una imagen bastante lacerada”, opinó Emanuelli. 

Durante las primeras semanas de su mandato, describió el abogado, el pueblo se mantuvo en cautela y en compás de espera, y el aparente distanciamiento de la política-partidista fue bien recibido por sectores del país.

“Ella con su comportamiento brindó estabilidad y tranquilidad al pueblo, indicó en ese momento que ella no iba a participar de las próximas elecciones como candidata a la gobernación, y entonces, el pueblo le dio un espacio para gobernar”, sostuvo Emanuelli.

“El éxito que ha tenido y que tuvo es que ella se desvinculó de la política partidista, así como se desvinculó de cualquier candidatura de las próximas elecciones del 2020”, añadió.

Para Duprey Salgado, el momento en que Vázquez Garced anunciase su candidatura a la gobernación en 2020, marcaría un cambio inmediato en términos de la percepción pública. Ese instante entre el antes y el después llegó hoy. “Va a haber un mayor escrutinio”, puntualizó el analista en entrevista previa. Ese escrutinio no solo será sobre su gestión como gobernadora, pero también como exfiscal, exprocuradora de las Mujeres y exsecretaria de Justicia.

Emanuelli coincidió en el cambio que tendría la imagen de Vázquez Garced frente a la opinión pública, al anunciar una candidatura.

“Tan pronto, por ejemplo, ella presente su candidatura a la gobernación, toda esa tranquilidad que había brindado, vuelve hacia atrás”, sostuvo.

Una primaria dentro del PNP no será un camino fácil para la gobernadora, advirtió Emanuelli, “porque todo parece indicar que el PNP está amarrado con Perdro Pierluisi”.

Hay sectores del partido que le cuestionan a Vázquez Garced haber dicho horas después de haber asumido la gobernación que la estadidad no sería una prioridad para su administración.

Durante el evento en el que el caucus del PNP en la Cámara de Representantes anunció su aspiración a la reelección el, 23 de noviembre, el presidente cameral, Carlos “Johnny” Méndez, afirmó que “la estadidad no puede ser una distracción, como han dicho algunos”.

“El que quiera aspirar (bajo el PNP), que tenga claro que la estadidad es la prioridad”, puntualizó.