Según la Policía, los agentes encontraron 15 bolsitas de marihuana y 50 decks de heroína en la cartera de la abuela del menor baleado. (GFR Media)

Mientras el Departamento de Justicia evalúa si le radicará cargos por negligencia, la abuela del menor baleado el lunes en Ponce salió libre bajo fianza ayer por cargos de sustancias controladas.

El capitán Joel González, director del Cuerpo de Investigación Criminal (CIC) de la Policía en Ponce, indicó que sometieron dos cargos contra Nancy Santos Vargas, de 63 años, por violación al artículo 401 de la Ley de Sustancias Controladas, por posesión con intención de distribuir drogas.

González dijo que el juez Ángel Candelario Cáliz encontró causa para el arresto, pero bajó los cargos al artículo 404, que es de posesión, lo que dejó la fianza en un total de $2,000. Al prestarla, quedó libre bajo fianza hasta la vista preliminar, fecha que no ha sido determinada.

Santos Vargas es la abuela del niño de 4 años de edad que recibió impactos de bala en el torso cuando sicarios asesinaron a John P. Hernández Santana, de 26 años, en el apartamento 237 del residencial Santiago Iglesias de Ponce, donde el menor estaba con el hombre, pareja de su madre, y su hermanita de 2 años.

González dijo que el niño fue llevado al hospital por la abuela en un auto privado, que fue ocupado para fines de investigación y esperan por una orden judicial para registrarlo.

"Como parte de la investigación los agentes tuvieron los motivos fundados para intervenir con la señora cuando regresó al residencial y se le encontró la droga en su cartera", explicó González.

De acuerdo con los cargos, en la cartera de Santos Vargas había 15 bolsitas de marihuana y 50 decks de Heroína.

Mientras, agentes adscritos a la División de Homicidios del CIC de Ponce hallaron un arma y drogas en el apartamento donde ocurrieron los hechos.

Según González, el tribunal emitió una orden de registro y allanamiento. Al ejecutarla, los oficiales encontraron en el apartamento una pistola Glock calibre .40, que estaba cargada con 15 municiones. Allí también hallaron 84 decks de cocaína. González dijo que también había sobre $900 en efectivo.

Todo esto ocurre luego de que los doctores que atendieron al menor baleado en el hospital encontraran 156 decks de cocaína en la ropa del niño, cuya condición fue descrita como "estable" en el Centro Médico de Río Piedras.

Tanto el niño baleado, como su hermanita, están bajo la custodia de emergencia del Departamento de la Familia.

El resultado de lo encontrado dentro del apartamento donde estaban los niños sería consultado con la fiscalía, que además de investigar quiénes fueron los responsables por el ataque a tiros, también evalúan si sometería algún cargo por negligencia.

"Eso es algo que se va a evaluar próximamente" sostuvo González. "Todos los elementos están ante la fiscalía, que va evaluar la totalidad de las circunstancias y decidirá qué delitos se radican y cuáles no".

Eloficial dijo que los agentes hablaron de forma preliminar con la madre en la escena, pero que posteriormente se dedicó a atender la situación del menor, por lo que intentarían más adelante volver a entrevistarla.

El director del CIC aclaró que nunca ha dicho públicamente que el menor estuviera siendo usado para la distribución de sustancias controladas, pero su acceso a la droga pudiera ser suficiente para probar la negligencia.

"El nene tenía las sustancias controladas, estaban en su poder. Desconocemos cómo eso llegó allí (a su ropa), eso es lo que se está investigando para establecer cómo eso llegó allí", dijo González.

"Si es que lo estaban usando como mula o tuvo acceso o la cogió... Como quiera hay una negligencia, es la realidad. Tuvo ese acceso a sustancias controladas. Eso no es normal y en nuestra sociedad no podemos permitir eso con los menores", agregó el oficial, al recordar que en el apartamento se encontró drogas y un arma. "El apartamento estaba siendo utilizado para la distribución de sustancias controladas".

El oficial había indicado que Hernández Santana ya figuraba en las investigaciones de la Policía sobre una organización criminal dedicada al narcotráfico en el residencial Santiago Iglesias, por lo que entienden que el ataque está relacionado a la guerra por el control de puntos de droga.

De acuerdo con González, hasta este incidente este año no se habían registrado asesinatos en ese complejo de vivienda pública, pero dijo que "varios miembros de la organización criminal de allí habían sido asesinados este año en la calle, fuera del residencial".

Destacó que uno de los asesinados fue Héctor Canet, a quien identificó como el supuesto líder de la ganga. Canet, de 24 años, fue encontrado tirado sobre el pavimento con impactos de bala el pasado 29 de enero en la barriada Ferrán de Ponce.

Sobre la pesquisa para dar con los sicarios, los investigadores tienen unas pistas, pero González dijo que necesitan cooperación de los ciudadanos.

"La investigación está fluyendo. Eventualmente, cuando tengamos todas las pruebas, consultaremos con la fiscalía", comentó González. "Nosotros seguimos exhortando a la ciudadanía que tenga información que lleve a identificar a los sospechosos a que se comunique con nosotros de manera confidencial llamando al 343-2020".

"Nosotros, en el trabajo de inteligencia, tenemos múltiples de las organizaciones identificadas y la investigación va dirigida a esos ángulos", afirmó. "Pero, para decir que tenemos un sospechoso, necesitamos un testigo que señale directamente y eso es parte de lo que estamos trabajando en este momento".


💬Ver 0 comentarios