Wilson Javier Meléndez Bonilla enfrenta siete cargos. (GFR Media) (semisquare-x3)
Wilson Javier Meléndez Bonilla enfrenta siete cargos. (GFR Media)

El juez Ángel M. López Irizarry, del Tribunal de Primera Instancia de Mayagüez, encontró hoy causa para arresto contra Wilson Javier Meléndez Bonilla, de 19 años, por quemar a una menor de 13 años el pasado sábado en el sector de Las Quebradas del barrio Monte Grande en Cabo Rojo.

A Mélendez Bonilla se le impuso una fianza global de $3.5 millones que no pudo prestar, por lo que sería ingresado en la cárcel Las Cucharas de Ponce.

La secretaria de Justicia, Wanda Vázquez, y la fiscal de Mayagüez, Blanca Portela Martínez, informaron que se radicaron siete cargos a Meléndez Bonilla. Los cargos sometidos fueron por tres violaciones al Artículo 93 por tentativa de asesinato, Artículo 130 por agresión sexual, Artículo 195 por escalamiento agravado, Artículo 231 por incendio agravado, y por violar el Artículo 5.A de la Ley 154 por maltrato de animales por quemaduras provocadas a un perro de la familia.

“Llevamos ante la justicia al imputado de cometer este trágico y terrible incidente quien ha puesto en alto riesgo la vida de esta menor y de su familia, cometiendo los actos con gran crueldad. La fiscalía está preparada y cuenta con prueba robusta para encausar a este individuo y llevar este caso hasta las últimas consecuencias”, manifestó Vázquez.

Según la investigación, tras Meléndez Bonilla sostener una relación con la adolescente irrumpió en su residencia donde le arrojó gasolina y la prendió en fuego.

La menor sufrió quemaduras de gravedad en 90% de su cuerpo por lo que fue referida al Centro Médico de Río Piedras en condición de cuidado. 

La madre de la menor, de 34 años, también resultó con quemaduras en sus manos, brazos y el rosto tras intentar ayudar a su hija. La condición de la madre fue descrita como estable. Asimismo, el hermano de la víctima, de 12 años, se vio afectado.

El sargento Aníbal Pérez, director de la División de Homicidios de Mayagüez, explicó que la pareja había culminado una relación por unos ocho meses y la víctima no había querido retomarla.

“Esta joven se encontraba en el área de su residencia, estaba durmiendo en un sofá, cuando entendemos que la persona que fue su novio la roció con gasolina y la prendió en fuego”, relató el sargento en una entrevista radial (Radio Isla – 1320 AM).

El responsable admitió el sábado haber cometido los hechos.  

"Nosotros lo arrestamos la misma noche de los hechos y el admitió haberlos realizado”, aseguró Pérez.

Mientras, la secretaria del Departamento de la Familia, Glorimar Andújar, afirmó en una entrevista radial (WKAQ – 580 AM) que la agencia estará investigando qué tipo de relación tenía la menor con el joven y si la madre de esta la consentía.

“Eso es lo que estamos verificando, porque en esas situaciones particulares nosotros tenemos que verificar qué fue lo que sucedió y si había un consentimiento por parte de esa madre para este tipo de relación”, indicó. 

Ante esto, la funcionaria dijo que los padres deben estar vigilantes sobre las relaciones que establecen sus hijos.

“Tienen que estar bien vigilantes, bien atentos sobre qué tipo de relación están entrando sus hijos, eso es parte del deber de protección de nosotros como padres. Quienes son sus amigos y tener una relación abierta con ellos, porque es la única manera que pueden entonces prevenir y ser protectores a sus menores, indicó Andújar.


💬Ver 0 comentarios