El viernes se informó que el DCR administraría las pruebas rápidas a todos los confinados del sistema. (Archivo / GFR Media)

A nuestra audiencia: El Nuevo Día te ofrece acceso libre de costo a su cobertura noticiosa relacionada con el COVID-19. Si quieres apoyar nuestra misión de brindarte información verdadera, pertinente y útil ahora y después de la emergencia, te exhortamos a suscribirte en suscripciones.elnuevodia.com.

El Departamento de Corrección y Rehabilitación (DCR) realizará la prueba serológica o prueba rápida para detectar el COVID-19 a 1,916 confinados a partir de mañana, lunes, como parte del plan de la agencia para que se administre el examen a la totalidad de la población correccional.

El secretario Eduardo Rivera Juanatey detalló hoy que entre mañana y el martes Physician Correctional, proveedor de servicios de salud para los confinados, administrará la prueba a los confinados de la Institución Correccional Zarzal en Río Grande, el Centro de Detención del Oeste en Mayagüez y el Complejo de Rehabilitación para Mujeres en Bayamón.

Asimismo, administrarán la prueba a los confinados en la Institución Correccional Guerrero, en Aguadilla, aunque el proceso en esa cárcel se extenderá hasta el 30 de abril. Para entonces, Corrección espera realizado el análisis a 1,916 confinados.

“Ya para el 8 de mayo se supone que hayamos cubierto las 32 instituciones”, explicó Rivera Juanatey, añadiendo que el orden en que se atenderán las instituciones no responde a sospechas de casos, sino a una determinación de Physician Correctional “conforme a los recursos que ellos tienen en esas instituciones”.

“Sospechosos de COVID no tengo en el sistema”, aseguró el secretario. La población correccional ronda los 9,100 confinados, incluyendo unos 102 juveniles en los dos centros de tratamiento social en Ponce y Villalba.

La administración de las pruebas ya había comenzado en el Centro de Tratamiento Social de Ponce, donde se detectaron dos casos positivos asintomáticos, de una población de 109. En dicha institución, además, una oficial había dado positivo a la prueba del virus. El titular de Corrección indicó que esta semana se se le hizo la prueba molecular a los 161 empleados del Centro.

"Entre miércoles y jueves se hicieron las pruebas de todos los empleados", aseguró. La agencia espera recibir los resultados esta semana.

Mientras, en la Institución 448 de Bayamón, con 17 confinados, todas las pruebas arrojaron un resultado negativo.

Respecto a la Institución 448,el secretario indicó que se trata de un dormitorio médico con capacidad para 48 confinados, que estaba cerrado desde el 2017 y que rehabilitó ante la emergencia de COVID-19. La Institución se utiliza desde mediados de marzo, y hasta el momento los 17 confinados que han sido trasladados allí son por criterio médico, de forma preventiva. Rivera Juanatey indicó que se trata de individuos con afecciones respiratoria, como asma crónica y enfisema pulmonar, que pudieran estar en mayor riesgo ante un contagio del virus y que de manera voluntaria aceptaron el traslado.

El funcionario también indicó que la agencia ha realizado más de 130 pruebas desde el 8 de abril a los casos de nuevo ingreso o sumariados –que recibe la agencia en el Centro de Ingreso, Diagnóstico y Clasificación en Bayamón–, todas con un resultado negativo.

Asimismo, la agencia ya había informado desde el sábado que ninguno de los 99 confinados pacientes del Centro Médico Correccional (CMC) arrojó positivo en la prueba de COVID-19, luego que se informara que ocho empleados y un contratista de esa institución dieron positivo a la enfermedad.

Rivera indicó el sábado que cuatro de los ocho empleados y el contratista que previamente Physician Correctional informó que habían dado positivo a la prueba rápida, también arrojaron negativo a la prueba molecular.

“Todos se mantienen asintomáticos. De igual modo, todas las pruebas realizadas hasta el momento a los demás empleados del CMC, han dado negativo. Ningún oficial correccional de la institución ha arrojado positivo”, manifestó.


💬Ver 0 comentarios