La guagua se volcó e impactó a un tercer vehículo. (Suministrada)

Un hombre falleció al ser atropellado por el vehículo de un conductor que se quedó dormido a eso de las 10:45 de la mañana, en Toa Baja.

El teniente Elvis Zeno, de la División de Patrulla de Carreteras, informó que el perjudicado, quien no ha sido identificado, se había estacionado en el área del paseo de la carretera PR-137.

"Se acababa de bajar", indicó Zeno.

Agregó que en ese momento, el conductor de un vehículo Mitsubishi Outlander transitaba por la vía cuando, "alega el conducto, que es enfermero, se quedó dormido, dando lugar a que se desviara al área del paseo, donde se encontraba detenido un vehículo Mazada 2300".

"Lo impactó por la parte posterior y arroyó al conductor", abundó. "El Mitsubishi continúa, se vuelca e impacta una Pathfinder".

"Lamentablemente, el conductor atropellado sufrió heridas de gravedad que le causaron la muerte en el hospital Wilma Vázquez", señaló Zeno.

Por otro lado, dos horas después, en Manatí, un vendedor de agua resultó con heridas de gravedad al ser impactado por un vehículo en la carretera PR-2.

De acuerdo con la información preliminar, el conductor de Mazda CX9 viajaba por la carretera PR-149, de Ciales a Manatí y al llegar a la intersección con la PR-2, no se detuvo en el semáforo con luz roja.

"Esto dio lugar que fuera a impactar a un vehículo Kia Rio color negro que transitaba de Vega Baja a Manatí", dijo Zeno. "El conductor de la Mazda continua descontrolado, invadiendo el carril contrario, donde impactó a tres vehículos y arroyó a un peatón que vendía botellas de agua".

El peatón fue transportado a una institución hospitalaria, pero de inmediato Zeno desconocía a cuál.


💬Ver 0 comentarios