Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Un maleante, delatado por sus ronquidos, fue arrestado ayer en una residencia de la barriada Cantera en Barrio Obrero cuando se quedó dormido mientras realizaba un escalamiento.

Juan Delgado Merced, de 34 años y vecino de Aguas Buenas, logró acceso en una hora no determinada de ayer a una residencia de la calle Santa Rosa. Cuando llegó la propietaria a las 5:00 p.m., la mujer notó que le faltaba un cuchillo de picar carne y le preguntó a uno de sus hijos si lo habían visto.

Más tarde, uno de los hijos va a uno de los cuartos de la residencia donde escuchó un ronquido. Asustado, sale corriendo hacia su mamá, quien llamó a la Policía.

Así las cosas, agentes del cuartel de Barrio Obrero encontraron a Delgado Merced durmiendo debajo de una cama con el cuchillo en la mano.

El caso fue consultado por el agente Vélez con la fiscal Carmen I. Ortiz Rodríguez, quien ordenó que se radicaran cargos por escalamiento, apropiación y ley de armas. Al no prestar, la fianza de $25,000 Delgado Merced fue ingresado en la cárcel de Bayamón.


💬Ver 0 comentarios