El Cuerpo de Investigaciones Criminales (CIC) de San Juan continuarán investigando. (Pixabay)

Una mujer depositó la cantidad de $1,000 en la sucursal de un centro comercial, en Puerto Nuevo, porque recibió una llamada informándole que su sobrina estaba secuestrada, informó la Policía.

Según la querellante, una mujer le solicitó el depósito de $1,000 para dejar en libertad a su sobrina, a la cual supuestamente tenían secuestrada.

Posteriormente, la querellante llegó hasta la sucursal bancaria y realizó el depósito como le indicó la mujer. Pero, más tarde se enteró que su sobrina nunca fue secuestrada.

El caso fue investigado por policías municipales de San Juan y referido a personal del Cuerpo de Investigaciones Criminales (CIC) de San Juan para que continúen investigando.


💬Ver 0 comentarios