Más temprano, la organización Paramédicos Unidos había dicho que se trataba de un tiroteo. (GFR Media)

El comisionado del Negociado de Emergencias Médicas (NMEAD), Guillermo Torruella, rechazó que una base de paramédicos en Coamo haya sido blanco de un tiroteo ayer, miércoles, día de Año Nuevo.

Más temprano, Grisel Natal, de la organización Paramédicos Unidos, denunció que el lugar había sido objeto de un tiroteo y que a través de las cámaras de seguridad de la oficina avistó a una persona.

Torruella, sin embargo, dijo que fue personalmente hoy a la base, ubicada en el mismo edificio de Manejo de Emergencias del municipio, en la carretera PR-14 de Coamo, donde observó los vídeos de las cámaras de seguridad.

Orificio por bala en la base de Emergencias Médicas de Coamo. Suministrada

"Es básicamente un impacto, no un tiroteo como alegan. Es un impacto de bala. Con toda probabilidad sea una bala perdida", sostuvo Torruella.

"Pude ver las cámaras y se ve todo el área. No hay nadie, como se alega, ningún movimiento ni resplandor de algo saliendo de una pistola. Básicamente está el parking vacío", agregó. "Lo que sí se ve es cuando el plomo impacta la puerta, que es de metal, el plomo se hace cantos, y sale para todos lados. Se ve un reflejo".

Natal añadió que su denuncia buscaba subrayar la necesidad de mayores medidas de seguridad para los paramédicos de Emergencias Médicas.

Esta mañana indicó que "mi inquietud es que las bases de Emergencias Médicas, que no son seguras, tienen poco alumbrado". "Nosotros los paramédicos no se nos provee ningún tipo de seguridad, no tenemos nada para defendernos en caso de una agresión y altercado hacia nosotros", agregó.

La paramédico sostuvo que los funcionarios de la base de Coamo “temen por su vida y seguridad, ya que la base no es segura. Ellos expresan que hay poca visibilidad y el sitio no es seguro".

Por el contrario, Torruella comentó que ha hablado con frecuencia con el personal de la base y que le han expresado que no se sienten inseguros.

"Es un lugar con control de acceso para los vehículos. La gente sí puede caminar porque es una facilidad pública, pero hay cámaras de seguridad", comentó.

Reconoció que se identificó la necesidad de instalar luminaria adicional en un predio, lo que espera que ocurra en los próximos días.

"El director (de Manejo de Emergencias que comparte el edificio con los paramédicos) lleva allí 19 años y dijo que nunca han tenido una situación de seguridad", indicó Torruella. "El incidente fue algo aislado".

Torruella, al reconocer que en ocasiones los paramédicos pueden atender situaciones ligadas la incidencia criminal, aseguró que toman en cuenta las seguridad del personal.

"Todos los días vivimos situaciones complicadas. Estamos pendientes siempre por la seguridad del personal y tomamos las medidas para velar por su seguridad", manifestó Torruella.

"Por la naturaleza del trabajo se exponen a llegar a escenas que, con toda probabilidad, no son seguras. Mis instrucciones pasadas a través de los directores y los supervisores es que si el personal se siente en peligro o teme por se seguridad tienen la potestad para informarle al despacho para que si la policía no ha llegado, indicarle que llegue, para su seguridad. Pueden esperar por la policía", afirmó.


💬Ver 0 comentarios